Las familias de las viviendas que Botella vendió a un fondo buitre se anotan una victoria en los juzgados

Viviendas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las familias afectadas por la venta de viviendas de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) que realizó el Gobierno de Ana Botella han vivido este jueves una victoria importante. El Juzgado de Primera Instancia Número 43 de Madrid ha dado por primera vez la razón por la vía de lo civil a un matrimonio con un menor tras rechazar la pretensión del fondo buitre Fidere de desahuciarles de su vivienda.

La sentencia fechada el 27 de abril a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez ha rechazado la demanda de la compañía contra la familia, absolviendo al mismo de las pretensiones. En su escrito, el magistrado ha dictaminado el derecho a la prórroga de los contratos de arrendamiento durante quince años. Así, transcurrido este periodo de vigencia de los contratos, el organismo titular les ofrecerá a los inquilinos la venta de la vivienda.

Una decisión judicial que para el abogado Mariano Benítez de Lugo “marca un hito judicial importantísimo de cara al futuro de aquella infame venta de viviendas de la EMVS a un fondo buitre”. Y es que el letrado ha apuntado que la sentencia va más allá de la “circunstancia personal”: “Establece una teoría general sobre los derechos que tienen las personas que accedieron a la condición de inquilinos por la parte de la EMVS”.

A pesar de que la resolución es recurrible ante la Audiencia Provincial de Madrid, Benítez de Lugo, en declaraciones a la agencia de noticias, ha insistido que “supone un vuelco en la posición del fondo buitre”. De la misma manera, el paso judicial tiene otra visión: sirve para dar un impulso al Ayuntamiento de Madrid para revertir la venta.

“La sentencia debe servirles de acicate para tomar alguna decisión al respecto de iniciar la vía para formular la reversión de la venta de las viviendas”, ha valorado la presidenta de la Asociación de Afectados, Arantxa Mejías. Por el momento, la sentencia ya ha sido comunicada tanto a Manuela Carmena como a Marta Higueras. De hecho, el trabajo del Consistorio en este tipo de resoluciones es determinante.

Así lo han expuesto desde la Asociación de Afectados que han relatado que “uno de los argumentos que utilizaba la compañía es que tenían que hacer obras importantes en esos pisos”. Sin embargo, consiguieron desmontar esta argumentación cuando consultaron con la Junta de Distrito Centro si los planes del fondo buitre eran firmes. “La junta nos confirmó que no había ninguna solicitud de licencia de obras, por lo que se evidenció que era un pretexto de Fidere para echar a la familia”, ha explicado Mejías.

Por todo ello, la resolución y el trabajo realizado tiene gran valor: “Para nosotros como asociación es bastante esperanzadora puesto que genera un precedente”. Mejías ha insistido en que ganar “la primera sentencia favorable por vía civil de un desahucio puede generar un precio de ente muy valioso de cara a futuros casos”.