Las entidades españolas han aportado 1.133 millones al Fondo Único de Resolución en 2022, un 15% más

La presidenta del FROB, Paula Conthe

La presidenta del FROB, Paula Conthe.

Las 92 entidades españolas contribuyentes al Fondo Único de Resolución (FUR) han aportado 1.133 millones de euros en 2022, frente a los 982 millones de euros aportados en 2021, lo que supone un 15,3% más, según ha informado este lunes la Autoridad de Resolución Ejecutiva (Frob). Sumadas las contribuciones correspondientes a los años 2015 a 2022, las entidades españolas incluidas en el ámbito del FUR han contribuido con un total de 6.497 millones.

Asimismo, el Frob recuerda la existencia, a nivel español, del Fondo de Resolución Nacional, al que contribuyen 28 empresas de servicios de inversión y seis sucursales en España de entidades establecidas fuera de la Unión Europea, que no están incluidas en el ámbito del Mecanismo Único de Resolución aplicable básicamente a entidades de crédito y determinadas empresas de servicios de inversión que pertenecen a grupos bancarios.

La recaudación acumulada de este fondo nacional se sitúa en alrededor de 12,7 millones de euros, tras recaudar 2,9 millones en 2022, recoge Europa Press.

A nivel europeo, la Junta Única de Resolución ha recaudado alrededor de 13.700 millones de euros en contribuciones al Fondo Único de Resolución, correspondientes al ejercicio de 2022. En total, el fondo lleva acumulados aproximadamente 66.000 millones de euros a través de contribuciones de unos 2.900 bancos y empresas de servicios de inversión, recaudadas a través de las Autoridades Nacionales de Resolución.

El Fondo Único de Resolución, cuyos fondos se destinarían a la resolución de entidades financieras en determinadas circunstancias, irá incrementándose durante un periodo transitorio de ocho años (2016-2023) y ha de alcanzar al menos el 1% de los depósitos cubiertos de los Estados miembros que integran el Mecanismo Único de Resolución a finales de 2023. Se estima que el 1% de los depósitos cubiertos alcance una cifra cercana a los 80.000 millones al término del año 2023.

Durante este periodo transitorio, las contribuciones de las entidades de cada país están asignadas a diferentes compartimentos que corresponderán a cada Estado miembro (compartimentos nacionales). El uso de estos compartimentos está sujeto a la progresiva mutualización entre todos los Estados participantes, de manera que dejarán de existir al final de dicho periodo transitorio.

Para alcanzar el objetivo señalado, las entidades han de realizar contribuciones ‘ex ante’ anualmente al FUR. Dichas contribuciones se calculan sobre la base general de los pasivos de las instituciones, excluyendo los fondos propios y los depósitos cubiertos.

Esta base general es posteriormente ajustada en función del perfil de riesgo de cada entidad. Para el cálculo de las contribuciones ‘ex ante, la JUR aplica la metodología establecida en el Reglamento Delegado de la Comisión (UE) 2015/63 y el Reglamento de Ejecución del Consejo (UE) 2015/81.