Las elecciones bávaras: el discurso antiinmigración castiga al partido conservador

Tren Alemania
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las elecciones del Land más próspero de Alemania, Baviera, se han saldado con una sorpresa prevista. Por primera vez desde hace más de 50 años, el partido conservador y aliado de Angela Merkel, la Unión Social Cristiana (CSU), no dispondrá de mayoría absoluta en la cámara regional.

El CSU ha obtenido el 37,2% de los votos, diez puntos y miles de votantes menos que en los comicios de 2013. Según los datos que manejan distintos medios de Baviera, la mayoría de los votos perdidos por el CSU han emigrado a Los Verdes, el segundo partido más votado con el 17,5% de todas las papeletas y, por tanto, con la llave de la legislatura.

Según las encuestas, el partido de izquierdas, europeísta y abierto a la inmigración ha capitalizado cerca de 200.000 votos procedentes del CSU.

La ‘radicalización’ del partido conservador no ha evitado tampoco el crecimiento del partido xenófobo Alternativa por Alemania (AfD). A pesar de la retórica antinmigración exhibida por el CSU durante la campaña electoral, el AdF ha conseguido seducir a cerca de 180.000 exvotantes del partido conservador.

Entre la copia y el original, muchos bávaros han optado por la opción más extrema.

En cualquier caso, Alternativa por Alemania ha obtenido peores resultados (10,2%) que en las últimas elecciones generales (12,7%) y han sido Los Verdes quienes han capitalizado principalmente el descontento de la población.

Por último, la socialdemocracia alemana sigue recorriendo tramos de penitencia. El SPD ha perdido la mitad de sus votos y ya solo convence al 9,7% de los votantes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish