LaLiga advierte a Madrid, Barça y Athletic que si llegan a un acuerdo con CVC tiene que ser «en las mismas condiciones que el resto de clubes”

Javier Tebas

Javier Tebas

El director general ejecutivo de LaLiga, Óscar Mayo, defiende el acuerdo que han alcanzado con CVC porque garantiza “el crecimiento de LaLiga en los próximos años” y advierte a los clubes que no se han adherido, Madrid, Barça y Athletic, que todavía pueden llegar a un acuerdo con CVC, “siempre y cuando sea en las mismas condiciones que el resto de clubes”.

En una entrevista que publica el diario ‘As’, Mayo defiende que la apuesta de LaLiga y 38 clubes (no están Madrid, Barça y Athletic) por el Plan Impulso para acelerar su crecimiento y el acuerdo que les une a CVC los próximos 50 años, a través del cual los clubes ceden el 9% de sus derechos de televisión a cambio de una inyección de 1.994 millones.

Explica que “la inyección de 2.000 millones de euros de manera controlada, estratégica y coordinada va a hacer que el crecimiento de LaLiga en los próximos años esté garantizado. Vamos a crecer en 4-5 años lo que hubiéramos tardado en 20. Por eso es tan importante, incluso al mismo nivel que el control económico y la centralización de los derechos audiovisuales. El efecto es muy similar”.

Respecto al acercamiento del presidente del Barça, Joan Laporta a CVC, Óscar Mayo indica en la entrevista que publica ‘As’ que “no hay negociación”, ya que «el dinero, el plazo y el destino del dinero deben ser los mismos».

“El pacto de socios con CVC”, añade, “dice que el fondo no podrá hacer ningún acuerdo con ningún club directo, pero sí reconoce que puede trabajar con los que no están para que lo estén, siempre y cuando sea en las mismas condiciones que el resto de clubes. Y siempre que lo apruebe LaLiga. El dinero, el plazo, la devolución y el destino (70% para infraestructuras, 15% para deuda y 15% para masa salarial) es igual. El proyecto tiene una serie de casuísticas que estarán analizando, pero no con nosotros. Insisto, las condiciones son iguales para todos. El proyecto es el votado por los clubes. Tengo la sensación de que el Barça lo que hacía, en su caso Ferran Reverter (ex CEO blaugrana), era firmar lo que le pasaba el Madrid. Cuando estás en el Barcelona tienes que velar por tu organización y tener opinión propia”.

El director general ejecutivo de LaLiga sostiene que los clubes notarán pronto los beneficios del acuerdo con CVC y augura que “el salto real lo veremos dentro de 4-5 años. En el caso de los clubes, hay una serie de ingresos que empezarán a verse en función de cómo de estratégicos sean sus proyectos y el tiempo que les lleve. Se notará en uno o dos. LaLiga ya está realizando proyectos que nos generarán un ‘revenue’ directo, pero lo más grande se verá dentro de tres”.

Defiende que la gobernanza de la LaLiga no se cede con este acuerdo, ya que se ha creado un Consejo de Administración de ocho miembros. “LaLiga tiene cinco, ellos dos y hay un independiente. Tenemos mayoría y en caso de empate, el voto de calidad es nuestro. Son un socio minoritario que aporta una visión y hay unos compromisos de inversión con ellos. Hay un plan, pero no se pierde autonomía”, afirma.

Por ello, considera que no tienen fundamento las críticas de quienes no se han adherido al acuerdo. “En el caso del Real Madrid, ellos han hecho operaciones con fondos muy similares. Ahora el estadio lo van a sacar a una sociedad, van a ceder el 20% y, además, por lo visto, cediendo la gestión. Si lo hace un tercero está bien, pero si lo hace LaLiga está mal. Hay que ser serios”, insiste.

“Ha habido un empeño en intentar parar el proyecto a toda costa”, agrega. “Se amenazó con querellas y demandas penales para que no continuásemos. Los clubes lo aprobaron y se continuó. Después hubo un ataque mediático para desacreditarlo. Tampoco funcionó. Ahora han desestimado las medidas judiciales. Estamos contentos”.