La volatilidad de los mercados provoca una desbandada en los bonos basura

Billetes dolar
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Huida en estampida de los fondos que invierten en bonos ‘basura’ ante la aversión al riesgo que sobrevino a los inversores por las preocupaciones de que las presiones inflacionistas lleven a la Reserva Federal a acelerar su calendario de subidas de tipos.

Los reembolsos netos de fondos especializados en deuda de alta rentabilidad alcanzaron los 10.890 millones de euros en la semana terminada el miércoles, su segunda mayor salida neta, según datos del gestor de fondos EPFR Global que recoge Financial Times.

Los retiros se produjeron en un momento de cambio en el ánimo de los inversores, que provocó un fuerte desplome en los mercados bursátiles al tiempo que elevaba las rentabilidades de los bonos del Tesoro estadounidense. El bono de referencia a diez años, por ejemplo, ha llegado a alcanzar un rendimiento del 2,9%, sus máximos de cuatro años.

Las compañías altamente apalancadas se han visto presionadas ante la posibilidad de que puedan tener que refinanciar su deuda a tipos de interés más altos, si bien el más rápido crecimiento económico puede tener un efecto positivo en su capacidad para pagar sus deudas.

Frente a la huida de los bonos basura, los fondos de renta variable global registraron entradas durante la semana pasada de 6.000 millones de dólares, con los fondos europeos y japoneses sobreponiéndose a la salida de 7.000 millones de los fondos estadounidenses. La semana anterior habían salido un récord de 30.000 millones de dólares.

Los fondos de bonos controlados globalmente por EPFR -incluida la deuda basura- tuvieron salidas netas de algo más de 14.000 millones de dólares, la mayor desde finales de 2016, poco después de que Donald Trump llegase a la Casa Blanca.

Los mercados emergentes también cayeron en desgracia. Los inversionistas retiraron un total combinado de 3.200 millones de los fondos que compran acciones y deuda en el sector, revirtiendo las entradas de fondos de capital de finales del año pasado.