La UE y EEUU llegan a un acuerdo sobre los ajustes de las cuotas agrícolas tras la salida del Reino Unido

Agricultura

Máquina cosechadora

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Corren nuevos aires entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. La llegada de Joe Biden en enero a la Casa Blanca está teniendo una repercusión muy rápida en las relaciones entre los dos lados del Atlántico. Si el viernes pasado se anunció la suspensión durante cuatro meses de los aranceles impuestos por ambas partes por las ayudas a las empresas aeronáuticas, Airbus y Boeing, ahora se ha concluido, tras dos años de negociaciones, un acuerdo sobre los ajustes de las cuotas agrícolas una vez que el Reino Unido ha abandonado el club comunitario.

A partir de ahora los productos procedentes del Reino Unido no irán dentro de la cuota comunitaria. Pero para llegar a este acuerdo en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC), han sido necesarias muy laboriosas negociaciones que estaban estancadas en la época de Donald Trump. Ahora, siguiendo el criterio de los últimos flujos comerciales, se han establecido las nuevas cuotas que afectan a docenas de contingentes y que suponen miles de millones de euros transacciones.  Afectan desde la carne de vacuno hasta las verduras pasando por el arroz, los productos lácteos, frutas, carne de ave o el vino.

ORIGEN ESPAÑOL

Muchos de esos productos son de origen español. Y algunos de ellos ya se vieron beneficiados el viernes con la suspensión durante cuatro meses de los aranceles impuestos por ambas partes a los subsidios a la industria aeronáutica. En ese caso representaban 10.300 millones de euros aproximadamente, de los cuales unos 1.000 corresponden a exportaciones españolas. Este acuerdo, de gran importancia, llega tras una conversación entre la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y el presidente norteamericano, Joe Biden, celebrada el mismo viernes. Todo da a entender que en los próximos cuatro meses ambas partes buscarán la solución definitiva al conflicto.

La distensión a los dos lados del Atlántico concede un alivio importante a muchos productos y, además, llega en un momento de mínima actividad comercial como consecuencia de la pandemia. El entendimiento con la nueva administración americana va por el buen camino y más rápido de lo esperado en opinión de los dirigentes comunitarios tras cuatro años de pesadilla con la anterior administración republicana.

SEGURIDAD Y ESTABILIDAD

El Comisario de Agricultura, Janusz Wojciejowski, ha saludado el acuerdo con visibles muestras de satisfacción teniendo en cuenta que EEUU es el socio comercial más importante de la UE.   «Este acuerdo, realizado en el marco de la OMC, mantiene los volúmenes originales pero los reparte entre la UE y el Reino Unido. Da seguridad y estabilidad al comercio agrícola y a nuestros mercados” explicó el representante del ejecutivo comunitario y añadió que “es una buena señal de nuestro compromiso de trabajar juntos tanto a nivel bilateral como en el marco de la OMC”. Corren, pues nuevos vientos, y son más favorables para los intereses europeos. Una vez que la Comisión haya adoptado el Acuerdo UE-EE.UU., se enviará al Parlamento Europeo y al Consejo para su ratificación, de modo que pueda entrar en vigor lo antes posible.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish