La UE rechaza la petición de Putin de pagar en rublos el suministro de gas procedente de Rusia

Instalaciones de almacenamiento de gas natural de la empresa Astora en Rehden, en el norte de Alemania. Astora es una filial de la compañía energética rusa Gazprom. Foto: Mohssen Assanimoghaddam/dpa Crédito: Mohssen Assanimoghaddam/dpa

Instalaciones de almacenamiento de gas natural de la empresa Astora en Rehden, en el norte de Alemania. Astora es una filial de la compañía energética rusa Gazprom. Foto: Mohssen Assanimoghaddam/dpa Crédito: Mohssen Assanimoghaddam/dpa

La Unión Europea rechaza la exigencia de Moscú de pagar en rublos las compras de gas efectuadas a los proveedores rusos, una decisión acordada en consenso con los líderes del G7 frente a la petición efectuada por Vladimir Putin de exigir el pago en rublos, según ha dicho este martes un portavoz comunitario.

Según ha explicado un portavoz de la Comisión Europea, los ministros de Energía del G7 y la comisaria de Energía, Kadri Sismon, acordaron por unanimidad rechazar las demandas de Rusia de pagar el suministro de gas procedente de Moscú en rublos, en una reunión realizada el lunes por videoconferencia.

Los titulares de energía esgrimieron como argumento que los contratos de suministro de gas deben ser respetados y que en ellos especifica que el pago se efectuará en euros o en dólares, motivo por el cual los miembros del G7 y la UE pedirán a las empresas que operan en sus territorios que no accedan a tales demandas.

«Todo el G7 está de acuerdo en que se trata de un incumplimiento unilateral y claro de los tratados. En la mayoría de los casos, los contratos de suministro aplicables de gas natural de Rusia prevén el euro como medio de pago», señaló el ministro alemán de Economía, Robert Habeck, en un comunicado.

El ministro alemán expuso que los miembros del G7 y la UE no ven «ninguna razón» para desviarse de las condiciones establecidas en los contratos y consideran que las demandas de Putin de pago en rublos no tienen «base legal».

La semana pasada, Rusia anunció su intención de exigir el pago en rublos por las compras de gas ruso a todos los estados que hubieran implementado sanciones contra el país. El presidente ruso indicó entonces que el país continuará suministrando gas de acuerdo con los volúmenes y los precios establecidos en los contratos, aunque expresó la intención de cambiar la moneda de pago.

El Gobierno ruso, junto con el Banco Central de Rusia y Gazprom, deberán presentar este jueves a Putin, un informe sobre la implementación de los cambios necesarios para introducir el cobro en rublos por las exportaciones de gas hacia los países hostiles a Rusia, según informó el Kremlin.