La tasa de inflación de la eurozona se disparó en marzo a un récord del 7,4%

Banderas de la UE

La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en marzo en el 7,4%, frente al 5,9% registrado en febrero, en lo que supone el mayor encarecimiento de los precios en la región del euro de toda la serie histórica, aunque esta segunda lectura del dato implica la rebaja de una décima respecto del avance publicado a principios de abril por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual se situó en marzo en el 7,8%, frente al 6,2% de febrero y muy por encima del 1,7% de marzo del año pasado.

Según la oficina estadística comunitaria, la escalada de los precios de la zona euro en el tercer mes de 2022 respondió a la subida interanual del 7,8% del coste de los alimentos frescos, frente al 6,2% del mes anterior, mientras que la subida del precio de la energía se aceleró al 44,4% desde el 32% de febrero, tres décimas menos de lo anticipado en la primera estimación del dato.

A su vez, los servicios se encarecieron un 2,7% interanual, dos décimas más que en febrero, mientras que los precios industriales no energéticos subieron un 3,4%, frente a la subida del 3,1% del mes anterior.

Al excluir del cálculo el impacto de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en marzo en el 3,4%, frente al 3,1% del mes anterior, mientras que al dejar fuera también el efecto de los precios de los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, la tasa de inflación subyacente alcanzó un máximo histórico del 2,9% desde el 2,7% correspondiente a febrero.

Entre los países de la UE, las mayores subidas de los precios se registraron en Lituania (15,6%), Estonia (14,8%) y Chequia (11,9%), mientras que las subidas menos fuertes correspondieron a Malta (4,5%), Francia (5,1%) y Portugal (5,5%).

En el caso de España, la tasa de inflación armonizada se situó en marzo en el 9,8%, frente al 7,6% de febrero, ampliando a 2,4 puntos porcentuales el diferencial de precios desfavorable respecto de la media de la eurozona.