La tasa de empleo femenino en España está siete puntos por debajo de la media europea

Mujer trabajadora
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La tasa de empleo femenino no ha parado de crecer en los últimos años en el conjunto de la Unión Europea, alcanzando un valor máximo medio del 65,3% en 2016. No obstante, la tasa femenina sigue todavía notablemente por debajo de la cifra de empleo masculino, que ha logrado situarse en un promedio europeo del 76,9% el año pasado, según un estudio del Instituto de Estudios Económicos (IEE).

España, sin embargo, se encuentra muy lejos de la tasa de empleo europea, concretamente algo más de siete puntos por debajo al situarse en el 58,1%. No obstante, en 2016 España ha logrado volver prácticamente al nivel que teníamos en 2007, después de haber bajado a mínimo del 53,8% en 2013.

Los diez países que encabezan la clasificación cuentan todos con tasas de empleo entre las mujeres superiores al 70% destacando Suecia con un 79,2%, así como Alemania, Lituania y Dinamarca con cifras en torno o por encima del 74%.

Reino Unido supera el 72%, mientras que Letonia, Finlandia y los Países Bajos logran estar por encima del 71%. Las cifras bajan a un 67,4% en Portugal y al entorno del 66% en Eslovenia y Francia. Por debajo del promedio se sitúan, entre otros, Luxemburgo (65,1%), Irlanda (64,2%) y Bélgica (63,0%). Italia (51,6%) y Grecia (46,8%) son los dos países con las tasas más bajas de la UE.

Brecha laboral

El pasado mes de marzo, con motivo del décimo aniversario de la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, la consultora Concilia2 publicó un informe que ponía de relieve, entre otras cosas, que en 2016 la brecha de género en materia laboral persistía. Por ejemplo, el porcentaje de mujeres en paro a finales de 2016 era de un 20.25%, frente al 17.22% de hombres, la diferencia más alta de la última década.

Además, en cuanto a la adopción de excedencias para el cuidado de familiares, el estudio destacaba que siguen siendo las mujeres, en un 84%, las que solicitan este permiso. El mismo porcentaje que en 2008. En el caso de las excedencias para el cuidado de hijos e hijas, desde la aprobación de la Ley de Igualdad, el porcentaje de excedencias solicitadas por hombres se ha incrementado casi un 3% pero continúa siendo un abrumador 93.4% de mujeres las que se acogen a estas excedencias.