La sombra de una moción de censura a Cifuentes eleva la tensión en la Asamblea de Madrid

Asamblea de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La tensión en la Asamblea de Madrid crece. La ‘operación Lezo’ ha elevado las críticas de la oposición al Gobierno de Cristina Cifuentes. De hecho, la moción de censura sobrevuela los escaños. Algo que se ha hecho notar este viernes en el debate sobre los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2017. Un enfrentamiento donde se han marcado la mala relación entre PP-Ciudadanos y PSOE-Podemos.

El choque y los mensajes entre los grupos parlamentarios han sido continuos en la última sesión en el Parlamento madrileño. Una bronca que, como ha recogido Europa Press, se ha iniciado en el momento en el que el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha acusado al PSOE de promover una moción de censura que eche a Cifuentes para hacer vicepresidente de la Comunidad de Madrid al diputado de Podemos Ramón Espinar.

“Proponen una moción de censura aquí en la Cámara para hacer a Ramón Espinar y a Podemos vicepresidente de la Comunidad. Respeto su manera de hacer política pero no la comparto”, ha sentenciado Aguado en el pleno de la Asamblea de Madrid. Momento en el que el político de la formación morada ha pedido la palabra por alusiones apoyándose en el artículo 114 del Reglamento de la Asamblea. Una petición que la presidenta de la Cámara, Paloma Adrados (PP), ha rechazado al considerar que ha sido mencionado y no aludido.

Pero los mensajes entre formaciones no se han detenido ahí. Desde la bancada del Partido Popular también han aprovechado para advertir a los socialistas. El diputado conservador Álvaro Ballarín ha espetado al PSOE que tengan cuidado con “esos señores”, en referencia a Podemos. “Esos señores vienen a por ustedes. Son muy hábiles. Han recorrido el camino del marxismo y la socialdemocracia en seis meses lo que a ustedes les costó siglo y medio. Vienen a por ustedes, no se engañen”.

Una afirmación que el diputado socialista José Manuel Franco ha buscado contestar apelando nuevamente al artículo 114. Y es que el parlamentario del PSOE ha denunciado las “graves alusiones” que ha recibido de la bancada popular hacia su grupo. “Se han hecho alusiones que no se pueden permitir”, ha insistido.

De la misma manera, el portavoz del Grupo Popular, Enrique Ossorio, ha querido defender a su partido de los insultos que ha apreciado durante el debate. “Todo el pleno han sido puras mentiras sobre el PP, el gobierno y la presidenta. Ha sido un cúmulo de despropósitos, insultos y pedimos que se retiren del acta”, ha reprochado Ossorio. “Hemos aguantado todo el pleno aquí”, ha reclamado tras tachar de “sinvergüenzas”, como ha apuntado la agencia de noticias, a aquellos que les han insultado.

Y es que la tensión por el ‘caso Lezo’ se ha intensificado en la política madrileña y no ha pasado por alto en el debate sobre las cuentas de 2017. Aparte de llamar corruptos al PP, el diputado de Podemos Eduardo Gutiérrez, después de que le acusaran de “cobarde”, ha reprochado a los de Cifuentes que prefiere ser “un macarra que un canalla”.