La Semana Santa provoca el primer conflicto en Andalucía: Vox exige el cese de la consejera de Igualdad

Juanma Moreno y Juan Marín
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Apenas ha pasado una semana desde la investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de Andalucía y el principal bastón de la derecha, Vox, ya exige el cese de una consejera del Gobierno. Se trata de Rocío Ruiz, consejera de Igualdad y Políticas Sociales, que hace varios criticó las procesiones de Semana Santa.

Desfiles de la vanidad y rancio populismo cultural, rescatadas de la historia medieval como espectáculo incluso tenebroso”, así definió las procesiones Rocío Ruiz en el periódico ‘Viva Huelva’.

A su juicio, las procesiones son “una exitosa puesta en escena turística y una penosa demostración de la necesidad que tiene la gente de ‘pan y circo’. Un entretenimiento de la plebe, devotos que confunden la religión con el protagonismo”.

En ese línea, la nueva consejera de Igualdad de Andalucía señaló la “doble moral” de los cofrades y acusó a los costaleros de autolesionarse cargando “enormes trozos de madera decorados con costosos vestidos, ofreciendo un inútil sufrimiento propio como si con ese absurdo acto se eximieran de sus pecados y se convirtieran de la noche a la mañana en mejores personas”.

Por último, la actual consejera pedía “no vender la burra de la religiosidad profunda, de los llantos sentidos por el prójimo que sufre, de los que se llenan la boca con vivas y oles vacuos”.

Vox pide su cese

“¡Basta de insultar nuestra identidad y nuestras tradiciones con el dinero de todos! Si no le gusta, que no vaya. Pero búsquese un trabajo que no le paguen todos los andaluces. Si no es cesada, Vox pedirá su reprobación. Esperamos que el señor Moreno se tome en serio lo firmado”, pide Santiago Abascal, líder de Vox.