La SEC quiere más transparencia en el préstamo de acciones… y enfurece a los hedge funds

Wall Street

Wall Street

El regulador bursátil estadounidense, la SEC, ha puesto una reforma sobre la mesa para aumentar la transparencia en el préstamo de acciones. La acción llega tras la fuerte volatilidad que causó el año pasado el pulso entre los grandes fondos bajistas y los minoristas en las denominadas acciones ‘meme’, pero los hedge funds critican que no evitarán estos casos, sino que se multiplicarán.

En enero del año pasado, hedge funds como Melvin Capital, Light Street y White Square sufrieron grandes pérdidas cuando sus apuestas bajistas contra valores como el minorista de videojuegos GameStop, fueron pulverizadas por inversores minoristas que intercambian ideas de negociación en foros como ‘r/wallstreetbets’ de Reddit.

La extrema volatilidad desatada en este pulso alarmó a la SEC hasta el punto de que se puso manos a l obra para evitar que se repita la debacle, señala Financial Times. Gary Gensler, presidente de la SEC, dijo en noviembre que había llegado el momento de sacar el préstamo de valores “de la oscuridad”.

La SEC ha propuesto amplias reformas de los acuerdos de préstamo de acciones que llevarán a los hedge funds a pagar una comisión por tomar prestadas acciones con el fin de apostar por su caída, proceso conocido como ‘venta en corto’. Los prestamistas y los agentes de préstamo pagarán en conjunto unos 375 millones de dólares en costes iniciales y 140 millones de dólares anuales a partir de entonces para cumplir con los requisitos de información propuestos, según la SEC.

Sin embargo, los drásticos cambios en las normas de información y divulgación previstos por la SEC han provocado la oposición de los hedge funds y otros actores clave en el préstamo de valores, entre ellos BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo.

Jennifer Han, responsable de asuntos regulatorios de la Managed Funds Association, organismo que representa a los gestores de hedge funds, cree que las propuestas de la SEC son “erróneas” y podrían crear más volatilidad al estilo de las acciones de meme “lo que llevaría a situaciones similares a la del mercado de GameStop”.

Según ha señalado a FT, la AMF está “muy preocupada” por el hecho de que otros participantes en el mercado pudieran reconstruir o hacer ingeniería inversa de la estrategia de negociación de un hedge fund si la SEC insiste en informar con gran detalle de las operaciones de préstamo de valores, incluso si esta información es anónima.

La Alternative Investment Management Association, otro organismo que representa a hedge funds y gestores de créditos privados con activos combinados de más de 2 billones de dólares, ha expresado objeciones similares.

Las propuestas de la SEC permitirían a otros operadores “adelantar o acortar” los fondos que quisieran apostar contra las acciones de una empresa, apunta Jiri Krol, jefe de asuntos gubernamentales y regulatorios de Aima.

No obstante, Carson Block, fundador de Muddy Waters Research, cree que los nuevos requisitos de información beneficiarían a todos los participantes en el mercado “facilitando la medición del escepticismo sobre una empresa y su propensión a ser impulsada al alza en una compresión de posiciones cortas, siendo GameStop el ejemplo moderno”.

Una de las propuestas más polémicas de la SEC es que todos los prestamistas de acciones estén obligados a proporcionar detalles de sus transacciones en 15 minutos a un organismo regulador central, muy probablemente la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera, que publicará algunos de los datos.

BlackRock, que ganó 555 millones de dólares con el préstamo de valores el año pasado, dijo que la notificación intradía aportaría un “escaso valor informativo” a la SEC, al tiempo que impondría importantes costes adicionales a los prestamistas. BlackRock quiere que el plazo de notificación se traslade al cierre del siguiente día de negociación.

Sin embargo, Stephen Hall, director jurídico de Better Markets, ha instado a la SEC a no diluir sus propuestas. “El sector financiero suele tratar de debilitar o eliminar la normativa argumentando que los requisitos [propuestos] tendrán un impacto devastador en su negocio, lo que a su vez perjudicará el interés público. Este tipo de afirmaciones suelen ser exageradas, si no totalmente infundadas”, señala.

La magnitud del negocio que podría verse afectado es ampliamente ignorada. IHS Markit informó de que el valor medio diario de las acciones estadounidenses en préstamo fue de 540.000 millones de dólares en el primer semestre de 2021, frente a los 428.000 millones de dólares de todo el año anterior. Esto creó un conjunto de ingresos por valor de 1.900 millones de dólares en la primera mitad del año pasado frente a 3.300 millones de dólares en todo el año 2020.