La Sanidad madrileña se enfrenta a la pérdida de más de mil residentes por la “inacción” de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso y Enrique Ruiz Escudero
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una nueva amenaza se cierne sobre la Sanidad madrileña, que se enfrenta a la pérdida de más de mil residentes en plena desescalada por el Covid-19 por la “inacción” de la Consejería de Sanidad. En apenas un mes, 1.441 residentes se convertirán en especialistas y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso “no les ha ofrecido ningún tipo de contrato”.

Así lo advierte Amyts, sindicato mayoritario entre el colectivo médico de Madrid, que afirma que numerosos residentes de último año están empezando a recibir ofertas de empleo de otras comunidades y países. Una “fuga de talento” que, según lamenta este colectivo, “ha sido una constante en los últimos años tanto a escala nacional como autonómica”. Y ahora, en plena crisis sanitaria por el coronavirus, reaparece en Madrid por medio de los residentes.

Para el sindicato el culpable de esta situación es el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por su “inacción”, ya que la Comunidad de Madrid “aún no ha manifestado ninguna intención de seguir contando con los residentes de último año que finalizan esta etapa profesional el 20 y 26 de mayo”. “A partir de esa fecha”, explica Amyts, “les corresponde un nuevo contrato como especialistas. Se trata de 1.441 residentes de cuarto y quinto año que, a falta de un mes, no tienen noticias de la Consejería”.

“Me consta que están recibiendo ofertas de trabajo de otras comunidades y otros países. Me preguntan si sabemos algo de Madrid”, afirma Sheila Justo, presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR de Amyts. “Los residentes de último año”, continúa, “han tenido un papel fundamental en esta crisis sanitaria. Han asumido responsabilidades equiparables a un adjunto ante el déficit de las plantillas por profesionales enfermos, y como es el caso, de IFEMA”.

De esta manera, mientras que se preparan los centros de salud para que se encarguen de canalizar esta desescalada con un importante trabajo poblacional, Madrid “no se está preocupando de mantener a los residentes de una especialidad como es Medicina de Familia”.

En este sentido, la presidenta del Sector Médicos Jóvenes y MIR incide en que se avecina una fase donde estos médicos serán “clave”. “Con la desescalada hay que volver a la actividad asumiendo listas de espera que quedaron paralizadas, supliendo a profesionales agotados, otros que pueden caer enfermos tras las partidas de mascarillas defectuosas y la cobertura de las vacaciones tan necesarias después del gran esfuerzo”, remarca.

“Nos podemos encontrar en un mes sin profesionales para trabajar”, avisa Sheila Justo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA