La ‘ruta del abandono de la Atención Primaria’ para denunciar la falta de médicos en los centros de salud

Centro de Salud

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Fuenlabrada, Aluche, Carabanchel y el centro de Madrid. Estos cuatro puntos de la Comunidad de Madrid ejemplifican lo que está sufriendo la Atención Primaria madrileña: el abandono de los centros de salud. Así lo denuncia Amyts, el sindicado mayoritario entre los médicos de Madrid, una situación que viene advirtiendo durante años y que ahora se ha agravado con la llegada del covid-19.

Agendas infinitas, refuerzos que no llegan, burocracia excesiva y promesas incumplidas golpean duramente a los médicos, pediatras y odontólogos de Atención Primaria. Amyts, a través de la
‘ruta del abandono de la Atención Primaria’, quiere mostrar a los madrileños cómo están sus centros de salud y sus profesionales.

El Centro de Salud Parque Loranca -ubicado en el corazón de Fuenlabrada- es epicentro de la sobrecarga asistencial. Esa sobrecarga que empuja a los médicos a huir de Madrid tras sufrir jornadas de 80 o 90 pacientes. Una doctora del centro ha relatado cómo en Navidades las agendas han llegado a pasar de los 100 pacientes y cómo la falta de tiempo impide una atención digna o avanzar en la investigación y formación.

Mientras, la falta de facultativos es una constante en los centros de salud. Las colas de pacientes esperando en el Centro de Salud de Abrantes (Carabanchel) han estado a lo largo de toda la pandemia. Y parte del problema está en una plantilla mermada de efectivos médicos: según datos oficiales, de 12 ausencias de médicos solo se cubrió una plaza a principios de año.

La Comunidad de Madrid no encuentra médicos para cubrir los puestos vacíos por las bajas, las jubilaciones o por los compañeros que han decidido enfocar su carrera profesional lejos de la Atención Primaria. Y hay dos motivos para Amyts: la sobrecarga y el maltrato institucional. En las próximas semanas una ‘hornada’ de nuevos especialistas termina su residencia y Madrid no puede permitirse la no contratación.

El sindicato ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y ante los tribunales estas agendas interminables. Y, en numerosas ocasiones, ambas partes le han dado la razón. «Ahora queda que la Consejería de Sanidad actúe urgentemente o Madrid se quedará pronto sin médicos», avisan.

LA PEDIATRÍA EN CRISIS

Pero el foco no está centrado solo en la Medicina Familia y Comunitaria, la ‘ruta del abandono de la Atención Primaria’ también tiene una parada en Aluche, en el Centro de Salud General Fanjul para tocar una de las mayores preocupaciones de la sanidad madrileña a corto plazo: la Pediatría. Allí, Dora Bejarano, pediatra del centro y delegada de Amyts, alerta cómo los madrileños están en riesgo de quedarse sin Pediatría en los próximos años.

Cada vez son más los pediatras que abandonan la Atención Primaria de Madrid y cada vez son menos los que se reponen. Pese a que la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid indica que las agendas de Pediatría deben tener un máximo de 21 pacientes, esa cifra actualmente está muy lejos de la realidad.

«No es la primera vez que la política está de espaldas a lo que sucede en los centros. Lo que sucede en los dispositivos SAR (Servicio de Atención Rural) es una más: desde 2004 no se ha actualizado el obsoleto Plan de Urgencias y Emergencias que afecta a estos centros, se mantiene desactivado el seguimiento y actualización del documento de normativa SAR y se continúa sin reconocimiento de personal estatutario nocturno», añade Amyts.

CULTIVO DE COVID

Una ‘ruta del abandono de la Atención Primaria’ que finalizará en el Centro de Salud Palma Norte, en el centro de Madrid, en el barrio de Malasaña. «El centro directamente es un auténtico
cultivo de Covid por culpa de la inacción de la Administración. Se trata de un centro sin ventanas, sin renovación del aire y ubicado en los bajos de un edificio donde anteriormente estaba ubicado el cuplé de Olga Ramos», explica el sindicato.

Ahora alberga a profesionales y a pacientes donde están presentes las graves carencias en prevención de riesgos laborales. «En Amyts lo denunciamos tanto a la Dirección General de Obras de la
Consejería de Sanidad como a los partidos políticos que se comprometieron a reubicar el centro. Todo sigue igual», añaden.