La Policía Municipal retira la placa y el arma a tres agentes por las amenazas a Carmena

Manuela Carmena en la festividad del patrón de Policía Municipal.

Las consecuencias a los mensajes de WhatsApp con loas a Hitler y amenazas a Manuela Carmena ya han traído sus primeras consecuencias. La Policía Municipal ha abierto un expediente a los tres agentes denunciados por amenazas graves. De esta manera, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid, se les suspende de sus funciones hasta que se resuelva el expediente abierto.

Según ha explicado el delegado de Seguridad, Javier Barbero, se ha procedido también a quitarles la placa y el arma a los tres policías expedientados. El Consistorio madrileño ha informado que también tendrán prohibido el acceso a cualquier base de datos policial y corporativa del Ayuntamiento de Madrid. Al mismo tiempo, tampoco podrán entrar a las instalaciones de la Policía Municipal sin previa autorización.

Tal y como ha detallado eldiario.es, la investigación interna realizada ha calificado como “faltas muy graves” el contenido de las conversaciones del grupo de WhatsApp. Asimismo, Asuntos Internos ha decidido tomar esta decisión después de considerar que existen “elementos de juicio e investigación suficientes, de forma preventiva y motivada para adoptas las medidas cautelares”.

Por último, el informe interno tampoco ha pasado por alto la discriminación racial o étnica en los mensajes de los policías, así como, según el medio, “las graves desconsideraciones con los superiores, compañeros, subordinados o ciudadanos” y el “notorio descrédito” provocado a la “Institución Policial”.