La pobreza infantil: una asignatura pendiente en España

Pobreza infantil
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis económica se sigue notando en España. Poco a poco se va saliendo de ella, pero aún hay muchas señales que indican que el camino será largo y complicado. Un claro exponente de esto se observa, fácilmente, en los niños. Se calcula que uno de cada tres se encuentra en una situación de alta vulnerabilidad de padecer exclusión social. Así lo conforman los datos aportados por la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) La gran desigualdad que existe es evidente y llega a ser de hasta cinco veces respecto a los niños que cuentan con unas mejores condiciones. En los años más duros de la crisis económica (entre 2008 y 2015) se calcula que el número de niños en el país en situación de pobreza extrema aumentó en más de 424.000, según los datos aportados por Save The Children, bajo el título ‘Desheredados’ La solución pasa por ONG, como Música por la paz, que pretenden cambiar el trozo del mundo que les rodea, para hacerlo mejor.

El objetivo de Música por la paz es eliminar las barreras que se interponen en los niños por el hecho de que la economía de sus familias no sea la mejor y hacer que todos y cada uno tengan las mismas oportunidades y puedan desarrollarse como deben. Para hacer esto comenzaron abriendo un primer centro en Sevilla en el año 2013. Cuatro años después ya cuentan con 16 centros repartidos por diferentes lugares en España y la acogida ha sido estupenda. Cada año reparten más de 85.000 meriendas y ofrecen clases de apoyo (y las cifras no dejan de aumentar día a día) Para poder servirse de esta ayuda lo único que hay que hacer es rellenar un breve formulario y que el niño en cuestión tenga entre 6 y 12 años. Nada más. Y todo lo que allí ofrecen es gratuito.

Los menores son tutelados por un profesor titulado y sus centros abren de lunes a viernes, de 16:30 a 20:30. Además, cuentan también con colaboradores, que es una de las formas en las que se puede ayudar. Estas personas pueden ofrecer dar algún taller que pueda resultar interesante para los niños, repartir meriendas o buscar nuevos socios. Quienes se quieran hacer socios de esta ONG lo tienen muy fácil. Basta con entrar en su página web y elegir la cantidad que se quiere aportar al mes (a partir de 5 euros) porque cada ayuda suma. También se puede hacer una donación puntual con el dinero que se considere oportuno (no hay que olvidar que más de 2.800.000 niños lo necesitan) Y las empresas también pueden colaborar como lo estimen oportuno. Lo que está claro es que se trata de una iniciativa que debe mover a toda la sociedad porque son los niños los únicos que pueden garantizar el futuro del país.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) ha hecho un llamamiento para advertir de que las ayudas públicas que reciben las familias que se vieron más perjudicadas por las crisis son muy escasas y deben elevarse para paliar la situación de pobreza infantil, según aparece en el informe ‘Economic Review-2017 Spain’ En la misma línea aseguran que, de ser así, se logrará una mejor conciliación entre trabajo y familia dando opción a que las mujeres también trabajen fuera de casa lo que propicia que la economía de la familia mejore.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA