La ONU se muestra «escéptica» ante las promesas de los talibán referentes a la libertad de las mujeres

Archivo - Mujeres afganas con sus hijos en un hospital de MSF en Lashkar Gah. - KADIR VAN LOHUIZEN/MSF - Archivo

Archivo - Mujeres afganas con sus hijos en un hospital de MSF en Lashkar Gah. - KADIR VAN LOHUIZEN/MSF - Archivo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha mostrado este martes su «escepticismo» ante las promesas de los talibán de que las mujeres podrán trabajar y las niñas acudir al colegio en Afganistán, después de que los insurgentes se hayan hecho con el poder en el país asiático.

El portavoz de la oficina, Rupert Colville, también ha aludido a las garantías de los talibán de una amnistía para todos aquellos funcionarios del gobierno afgano anterior y de que su ejecutivo será «inclusivo». «Estas promesas necesitan cumplirse y hasta este momento, comprensiblemente, dada la historia reciente, estas declaraciones han sido acogidas con cierto escepticismo».

«No obstante, se han hecho y tanto si se cumplen como si se rompen será evaluado de cerca», ha agregado, antes de recordar que el secretario general de la ONU, António Guterres, señaló el lunes ante el Consejo de Seguridad que todas las partes en conflicto, incluidos los talibán, tienen la «obligación» de proteger a los civiles y promover los Derechos Humanos. «Deben respetar y proteger el Derecho Internacional y el Derecho Internacional Humanitario», ha añadido.

En este contexto, Colville se ha referido a las «escalofriantes» informaciones sobre abusos de los Derechos Humanos en Afganistán y sobre las restricciones a los derechos de las personas, especialmente las mujeres y las niñas, en algunas partes del país ahora controladas por los talibán.

«Se siguen recibiendo esas informaciones», ha lamentado, al tiempo que ha advertido de que «el flujo de información» se ha visto «interrumpido considerablemente» y, por el momento, la ONU no puede «verificarlas».

Colville ha puesto el foco en que el avance de los Derechos Humanos en Afganistán en las últimas dos décadas ha costado «mucho trabajo» y ha insistido en que los derechos de los afganos «tienen que defenderse». Así, también ha mostrado la preocupación del organismo internacional acerca de la «seguridad» de miles de afganos que han trabajado durante este tiempo para promover los Derechos Humanos en todo el país y, en consecuencia, han mejorado la vida de millones de personas.

«Pedimos a la comunidad internacional que extienda todo su posible apoyo a aquellos que están en riesgo inminente y pedimos a los talibán que demuestren mediante acciones, no sólo mediante palabras, que se abordan los temores por la seguridad de tantas personas en diferentes ámbitos de la vida», ha concluido Colville.

Por su parte, el coordinador humanitario de la ONU en Afganistán, Ramiz Alakbarov, ha garantizado que Naciones Unidas está «comprometida» con permanecer en Afganistán y proporcionar ayuda a millones de personas que la necesitan.

«Si bien parte del personal de la ONU que no depende de ubicación ha sido reubicado temporalmente, la mayoría del personal humanitario se queda para apoyar la respuesta humanitaria de acuerdo con los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia», ha agregado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA