La morosidad de la banca sube por primera vez desde enero por la caída del crédito

Banco de Espana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) se situó en agosto en el 5,24%, ligeramente por encima del 5,23% del mes anterior, según las cifras publicadas por el Banco de España. Se trata de la primera subida desde enero.

Aunque el saldo de dudosos continuó reduciéndose, en esta ocasión lo hizo en una proporción ligeramente superior el saldo total de crédito, dando como resultado esta subida de la tasa de mora.

En concreto, las entidades tenían en sus balances en enero 62.813 millones de euros en créditos dudosos, un descenso de 180 millones respecto a julio. Si se compara con agosto de 2018, la caída es de 13.840 millones. El saldo de crédito total alcanzó en agosto los 1,198 billones de euros, tras reducirse en 5.951 millones en el último mes y en 10.437 millones desde agosto de 2018.

“El descenso de la tasa de morosidad en los últimos años no ha hecho honor a la fuerte caída de la morosidad en términos absolutos, ante la continuidad de la reducción de la deuda acumulada en el pasado especialmente por las familias”, señala en un breve análisis el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano. “El esfuerzo de los bancos y la mejora en las condiciones de financiación, en un contexto de crecimiento, explican la fuerte caída de la morosidad desde los niveles del 13,7% a finales de 2013”.

“A nivel consolidado la ratio de morosidad bajó en el segundo trimestre hasta un 3,4%, por debajo de la media europea”, recuerda Campuzano.

Para hacer frente a la morosidad, las entidades españolas contaban en agosto con provisiones constituidas por valor de 38.722 millones de euros, lo que supone una tasa de cobertura del 61,64%.