La mascarilla será obligatoria al aire libre sin distancia de seguridad y habrá que llevar siempre una

Reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Autor: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado tal y como se esperaba la relajación en la obligatoriedad de la mascarilla. Finalmente no será obligatoria en el exterior siempre que se pueda mantener una distancia de seguridad de 1,5 metros, aunque sí en casos de aglomeraciones. También habrá que seguir llevándola puesta en el transporte público.

En una comparecencia en La Moncloa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, Darias ha querido valorar que la mascarilla ha sido un instrumento “tremendamente útil”.  “Si miramos atrás uno de los elementos que más hemos asociado a la pandemia ha sido el uso obligatorio de las mascarillas”, ha reflexionado.

Sin embargo, “ya sabemos cómo podemos parar la transmisión del virus”, ha apuntado la titular de Sanidad, que ha recordado que “estamos en el camino hacia esa nueva normalidad”. Por ello, el Gobierno aprobará este jueves una relajación en la obligatoriedad de su uso a partir del 26 de junio.

Criterios de obligatoriedad

En concreto, “no será obligatorio llevar mascarillas al aire libre siempre que se mantenga distancia de 1,5 metros o vayamos con nuestros convivientes”. Sí será obligatorio sin embargo “si hay aglomeraciones”, por lo que los ciudadanos deberán llevarla siempre consigo, ha explicado la ministra.

“Seguirá siendo obligatoria también en espacios cerrados de uso público”, así como en el “transporte público”. La salvedad serán los barcos, en las que los pasajeros no hará falta que la lleven en su camarote y tampoco cuando estén en cubierta.

En los eventos multitudinarios al aire libre, como los conciertos, solo será obligatorio “cuando se esté de pie”.

Por último, la mascarilla dejará de ser obligatoria también en residencias donde el 80% de los residentes de estén vacunados, aunque sí para las personas que trabajan y las visitas. El mismo régimen se contemplará, por ejemplo, en los parques de bomberos.

“Solo hemos eliminado la posibilidad de no llevarla al aire libre y cuando estamos en esa distancia de metro y medio”, ha recapitulado Darias, que ha señalado que es “una medida importante que la ciudadanía la estaba demandando”. En todo caso, “la mascarilla la tenemos que llevar con nosotros, aunque no siempre la llevemos puesta”, ha recordado la ministra, que no ha querido aclarar si la normativa contempla multas por incumplimiento.