La mala experiencia de Ábalos con el alquiler en Madrid: “Era deprimente, te sientes inferior”

Se alquila vivienda alquiler
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El mercado del alquiler de vivienda en Madrid se encuentra en “una situación límite”. Así lo ha reconocido este lunes el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ha recordado los problemas con los que se encontró hace casi una década para instalarse en la capital. “Y era diputado”, ha explicado el socialista, ha afirmado que “era deprimente, te sientes inferior”. “Cuando ves que solamente puedes acceder a cosas de escasísima calidad y de bajas condiciones es depresivo”, ha insistido el titular de esta cartera.

Ábalos, en un desayuno de Europa Press, ha destacado que en Madrid “hay mucha gente que comparte piso y vive en habitaciones porque no tiene ninguna posibilidad”. “Y todo eso”, ha señalado, “afecta al proyecto vital mínimo”. Algo que requiere que se actúe de urgencia. Sin embargo, “todo lo que podamos hacer en esto es nada, es poquísimo”.

“La angustia que tienes es que lo que hagas no va a tener un efecto directo e inmediato, pero la urgencia es brutal en ciudades como Madrid y Barcelona y eso exige decretos y lo que haga falta”, ha defendido el ministro.

Previamente, el titular de Fomento ha destacado que “la vivienda no es solo un derecho constitucional”, ya que “quién no tiene asegurado techo digno difícilmente puede aspirar a trabajo, higiene o educación en condiciones”. En su opinión, “se ha perdido una década en materia de política de vivienda” y ha enumerado algunas de las medidas que se proponen desde su departamento.

De esta manera, ha destacado que trabaja en una reforma de la Ley de Ordenamientos Urbanos y una modificación en la norma de enjuiciamiento civil. Asimismo, ha anunciado que ha transferido 21,5 millones para la promoción de más de 5.000 viviendas destinadas a alquileres no superiores a 400 euros en Madrid, Valencia, Sevilla, Málaga e Ibiza. A estas hay que sumar otras 1.500 viviendas ya puestas en marcha en el plan estatal.

“El acceso a vivienda es un quebradero de cabeza para las clases medias y trabajadoras y una quimera para los jóvenes”, ha criticado Ábalos.