La luz más cara del año: el precio de la electricidad toca hoy un nuevo máximo

Bombilla
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El precio mayorista de la electricidad está experimentando este verano una escalada que parece no encontrar freno y amenaza con arrojar el recibo más caro de los últimos años. Hoy, el coste medio diario alcanzará un nuevo máximo del año, al sobrepasar el umbral de los 70 euros por megavatio hora (MWh), algo que no se veía desde principios de diciembre de 2017. El encarecimiento de los combustibles fósiles, los elevados costes de las emisiones de CO2 y la escasa generación eólica, junto a las paradas de centrales nucleares en Francia, estarían detrás del repunte, que está siendo analizado de forma coordinada por los Gobiernos de España y Portugal.

En concreto, el precio medio de la electricidad en el mercado, que tiene un peso de en torno al 35% en la factura final de los hogares con tarifa regulada, se sitúa este miércoles 29 de agosto en los 70,99 euros por MWh, como recogen los datos de OMIE, el operador del mercado ibérico. Supone una subida del 5% respecto a los 67,67 euros por MWh de ayer.

La luz continúa así la tendencia alcista iniciada el pasado mes de mayo, que se ha agudizado a lo largo del verano. En base a estos precios mayoristas, y según el simulador de la factura de la electricidad de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el recibo de la luz de un consumidor medio de tarifa PVPC (con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y una demanda anual de 3.900 kilovatios hora) se encareció más de un 10% en la primera quincena de agosto respecto al mismo período del año pasado. El nuevo récord augura que, finalmente, la factura del octavo mes del año subirá aún más.

¿Qué esta detrás de la subida? Según los expertos, el repunte se explica por un cúmulo de factores, entre ellos, el incremento de los precios de los combustibles que se utilizan para la generación eléctrica, el gas y el carbón.

Otro de los motivos principales son los elevados precios que están alcanzando los derechos de las emisiones de CO2 en Europa, que cada día marca un nuevo máximo. Como revelan los últimos datos Aleasoft, una plataforma de soluciones para realizar previsiones en el sector de la energía , el 22 de agosto, el futuro de referencia para diciembre de 2018 se negoció a 19,79 euros por tonelada, casi 2 euros por tonelada por encima de la semana anterior.

Además, la energía eólica está teniendo menos peso que de costumbre en el ‘pool’ pues sopla menos viento, mientras que la hidráulica, que se ha recuperado respecto al año pasado tras las lluvias registradas en 2018, está ‘casando’ a unos precios más caros, precisamente, entre otras cosas, porque no tiene la presión de la generación eólica. Según los analisis realizados por Aleasoft, “la producción eólica en los días que han transcurrido del mes es la más baja de los agostos desde el año 2015, al contrario de la producción hidroeléctrica, donde la media de lo que llevamos de mes es la segunda más alta de la década, solo por detrás del año 2016”.

Por último, hay que tener en cuenta también que en Francia hay varios reactores nucleares parados “que generan temor a que se produzcan de nuevo complicaciones con la producción nuclear en el país galo”, lo que presiona la demanda y del precio de los mercados eléctricos mayoristas europeos.

La situación ha despertado la preocupación de los Gobiernos de España y Portugal. Los secretarios de Estado de ambos países, José Domínguez Abascal y Jorge Seguro Sanches, se reunieron hace un par de semanas en Lisboa para analizar el “significativo incremento” de los precios mayoristas de la electricidad y acordar un análisis coordinado de posibles medidas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA