El FROB sufre sus mayores pérdidas en nueve años por la fusión de Bankia y Caixabank

Caixabank Bankia

Imagen con los logotipos de Bankia y CaixaBank.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cerró el ejercicio 2020 con unas pérdidas de 3.639 millones euros, un resultado que el organismo público atribuye «fundamentalmente» al impacto contable de la fusión entre Bankia y Caixabank. Se trata de las mayores pérdidas desde el rescate financiero de 2012. En 2019, los números rojos ascendieron a 282 millones.

El pasado 29 de junio la Comisión Rectora del FROB aprobó las cuentas anuales y el resultado del ejercicio concluyó con unas pérdidas de 3.639 millones, “resultado que se explica, fundamentalmente, por el deterioro consecuencia de los efectos contables de la fusión entre Bankia y CaixaBank en el Grupo BFA”, asegura el organismo, quien añade que “no es reflejo de la positiva evolución, desde el anuncio de la operación, del valor de mercado de la participación de BFA en Bankia y, posteriormente, en CaixaBank, que se ha revalorizado en 1.421 millones de euros, más de un 73%, hasta la fecha de formulación de cuentas”.

Asimismo, el fondo apunta que al cierre de 2020 presenta un patrimonio neto negativo por un total de 1.390 millones de euros.

El FROB ha procedido a estimar el valor contable de su participación en BFA, 100% propiedad del FROB y tenedora a 31 de diciembre de 2020 del 61,83% de las acciones de Bankia (actualmente del 16,12% de las de CaixaBank) tomando como referencia el porcentaje correspondiente del patrimonio neto consolidado del Grupo BFA, reflejado en las cuentas anuales consolidadas a 31 de
diciembre de 2020.

Este año, como consecuencia de los efectos contables de la fusión, el patrimonio neto consolidado del Grupo BFA atribuido a la sociedad dominante, es decir, excluida la participación de los minoritarios, se ha reducido hasta los 5.974 millones de euros. El resultado para el FROB ha sido un impacto negativo en la cuenta de resultados de 3.556 millones de euros.

El FROB explica que ya había registrado en 2019 el saneamiento total de su participación en Sareb, por lo que no se ha producido impacto alguno en las cuentas de 2020 por este concepto.