La emisión de deuda empresarial pulveriza récords al calor de los tipos bajos

calculadora euro monedas billetes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las políticas de tipos ultrabajos de los principales bancos centrales llevaron a las empresas de todo el mundo a emitir un récord histórico de deuda durante el pasado 2019, según cifras de Dealogic recogidas por Financial Times.

En total durante el pasado año se pusieron en el mercado algo más de 2,5 billones de dólares de deuda empresarial, superando el anterior récord, establecido en 2017. La emisión se vio impulsada por las medidas de los principales bancos centrales, que cambiaron de rumbo curso y redujeron los tipos de interés, ayudando a recortar los costes de emisión para todo tipo de empresas.

La Reserva Federal redujo los tipos en un total de 0,75 puntos porcentuales en 2019, borrando gran parte de la subida de un punto que el banco central estadounidense había realizado durante el año anterior. El Banco Central Europeo (BCE) volvió a bajar el tipo de depósito (-0,5%) y puso en marcha además un nuevo programa de compra de bonos.

“Las políticas de los bancos centrales han desempeñado un papel importante en lo que está sucediendo”, señala Asif Sherani, de HSBC, a FT. “Están contribuyendo claramente al aumento de la emisión corporativa”.

Las ventas récord de bonos ponen de manifiesto las tensiones entre el deseo de los responsables de la política monetaria de mantener bajos los tipos en un intento de estimular el crecimiento económico, al tiempo que hacen sonar la alarma sobre el creciente endeudamiento de las empresas.

El Banco Mundial advirtió en un informe la semana pasada que el aumento de la emisión de deuda a raíz de la crisis financiera ha sido “la mayor, más rápida y más amplia ola de acumulación de deuda hasta ahora”. Esto podría ser particularmente peligroso para las economías de mercado emergentes, ya que las hace “más vulnerables a los shocks externos”.

También la semana pasada, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York reiteró su preocupación por los crecientes montos de deuda emitidos por empresas con menor calificación, que podrían verse presionados si las condiciones económicas empeoran. A medida que los tipos se desplomaban, la cantidad de deuda con rendimiento negativo alcanzó un pico de más de 17 billones de dólares en agosto del año pasado, lo que impulsó a los inversores a comprar deuda corporativa de mayor riesgo y más rentabilidad.

La tendencia ha mostrado pocos signos de disminuir en 2020. En Europa, la semana pasada se registró la mejor semana de la historia en cuanto a emisión de bonos corporativos, vendiendo más de 90.000 millones de euros. Solo en España salieron al mercado BBVA, Santander, CaixaBank, Banco Sabadell, Red Eléctrica y Cellnex.