La electricidad se encareció un 107,8% interanual en marzo y los combustibles líquidos lo hicieron un 83%

Factura luz bombilla electricas

Electricidad

El precio de la electricidad volvió a acelerar en marzo su encarecimiento respecto al mismo mes del año anterior, con una tasa interanual del 107,5%, mientras que los combustibles líquidos vieron aumentar su precio un 83%, según los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que en su dato general refleja que la tasa interanual en marzo fue del 9,8%, la más alta desde 1985.

Los datos del INE indican que el grupo formado por ‘Electricidad, gas y otros combustibles’, que agrupa todos los productos energéticos, registró un incremento en sus precios del 80% respecto a marzo de 2021, tras el 60,3% de febrero. Así, el precio de este grupo de productos y servicios encadena 13 meses consecutivos de subida anual, ya que la última vez que descendió fue en febrero de 2021 (-3,6%).

En lo que se refiere a la variación mensual, ‘Electricidad, gas y otros combustibles’ experimentó en marzo un encarecimiento del 21,3% respecto a febrero, mes en el que la variación fue del 0,8% respecto a febrero.

Por componente, la electricidad se encareció un 107,8% respecto a marzo de 2021, tras el 80,5% de febrero, mientras el gas natural y gas ciudad lo hizo un 12,1%, los hidrocarburos licuados -butano, propano, etc- lo hicieron un 33,6% y los combustibles líquidos vieron subir su precio un 83%.

Así, salvo el gas natural y gas ciudad, que encadena nueve meses consecutivos de subida interanual, los otros tres productos energéticos acumulan trece meses seguidos de incremento de precios. En este sentido, cabe destacar que la electricidad lleva siete subidas interanuales consecutivas superiores al 40% y doce superiores al 25%, mientras que los combustibles líquidos encadenan siete incrementos de más del 40% y doce por encima del 30%.

En cuanto a la tasa mensual, la electricidad aumentó su precio respecto a febrero un 28,5%, tras bajar en el segundo mes del año un 0,6% en comparación con enero. Por su parte, el gas natural y gas ciudad se mantuvo estable por segundo mes consecutivo, mientras que los hidrocarburos licuados se encarecieron un 2,7%, misma cifra que en febrero respecto a enero, y los combustibles líquidos incrementaron su precio un 29,8% en comparación con febrero, mes en el que habían subido un 10%, y encadenan tres meses consecutivos de encarecimiento.