La economía española creará más de un millón de empleos en 2022 y 2023, según Manpower

Oficina de empleo Inem paro desempleo

Oficina de empleo. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La economía española creará más de un millón de empleos entre 2022 y 2023, la mayoría de ellos en el sector de servicios personales privados, que incluye la hostelería, el comercio, los transportes o las actividades recreativas, según el Índice ManpowerGroup Perspectivas 2022-2023, presentado este miércoles.

Con estas previsiones, que no incluyen el impacto de la reforma laboral, Manpower estima que el número de ocupados llegará a 20,7 millones de personas en dos años, la cifra más alta de la serie histórica y recuperará los niveles previos a la crisis de 2008.

Para alcanzar esa cifra, en 2022 deberían crearse más de 600.000 empleos, con un aumento del 3,6%, a los que se sumarían otros 450.000 en 2023, con un crecimiento del 2%.

La compañía de recursos humanos confía en que esta recuperación se vea impulsada por la aceleración del crecimiento mundial y los fondos europeos. Ello completará el buen comportamiento del mercado laboral español a lo largo de 2021, con la reabsorción de los puestos de trabajo perdidos en 2020 durante la pandemia.

Estas previsiones se han elaborado sobre la base de un escenario con mantenimiento de la población activa y a partir del esperado mayor crecimiento de la economía mundial.

No obstante, Manpower precisa que factores como la prolongación de la pandemia, un periodo duradero de alta inflación o el retraso en la ejecución de los fondos de recuperación podrían alterar y dilatar en el tiempo sus proyecciones.

El director país de ManpowerGroup España, Fernando Ribeiro, ha señalado que después de un año positivo para el empleo, como fue 2021, las perspectivas económicas a corto y medio plazo indican que España «volverá a la senda perdida por la pandemia». «En 2023 podríamos alcanzar las cifras históricas de ocupación de 2007», ha añadido Ribeiro.

Con estas previsiones, se contempla un escenario de desempleo con una tasa del 12,5% para 2022 y del 10% para el próximo ejercicio. Aun en el caso de que la población activa continuara creciendo, Manpower estima que la tasa de paro debería descender hasta situarse entre el 13% y el 11%.

El catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de este informe de previsiones, Josep Oliver, ha explicado en la presentación del mismo que este modelo de proyecciones no incluye los posibles efectos de la reforma laboral ya en vigor, y ha dejado claro que si ésta se aprueba en el Parlamento «tal y como está», lo que hay que esperar es una reducción «tendencial» de la temporalidad, pero «no sustancial» y desde luego «no de la noche a la mañana».

«Será difícil una reducción sustancial de los asalariados temporales porque, desde los años 80, el empleo temporal ha tenido un peso en la economía española de un tercio.

Cambiar algo que lleva sucediendo 40 años para conseguir un mayor peso del empleo indefinido va a ser un proceso largo», ha indicado Oliver, que en todo caso cree que España no logrará acercarse a tasas de temporalidad del 11%, como las que tienen otros países europeos.

CRECIMIENTO DE LOS SERVICIOS PERSONALES PRIVADOS

Los servicios personales privados tienen un peso sobre el empleo mayor que en otros países de Europa. En 2019, representaban un 35,8%, frente al 28% de la media de la eurozona, según los datos referidos por ManpowerGroup.

Este sector también fue uno de los más castigados durante la pandemia, aunque se espera que en los próximos años la ocupación se incremente un 3,3%, empujada, sobre todo, por la hostelería, con un crecimiento del 8,2%.

Entre 2022 y 2023, el sector terciario generará cuatro de cada cinco nuevos empleos, con más del 76% del total de la ocupación del país, como apuntan las perspectivas de ManpowerGroup. De esta forma, se reforzará la terciarización del mercado laboral, ha apuntado Oliver.

La creación de empleo también será notable en la construcción, donde se espera un ritmo de crecimiento del 3,5% anual en este año y el próximo. La industria, por su parte, ofrecerá nuevos puestos de trabajo, aunque a un ritmo menor, con una tasa anual del 1,8%.

Para Josep Oliver, estos datos confirmarán que «la crisis producida por la pandemia habrá sido mucho más corta y menos profunda que cualquiera de las vividas los últimos 50 años».

ALTA FORMACIÓN, EXTRANJEROS Y MUJERES, LOS MÁS BENEFICIADOS

Los colectivos más beneficiados por la creación de empleo en el próximo bienio serán las personas con un alto nivel de estudios y los extranjeros (3,5% en ambos casos). ManpowerGroup también incluye a las mujeres (2,8%) y a los mayores de 35 años (2,9%).

Ribeiro ha precisado que esta previsión de demanda de empleos de alta cualificación exigirá reforzar las acciones de formación y recualificación para aprovechar todo el impulso de la recuperación.

Por características del puesto de trabajo, los mayores incrementos de la ocupación se producirán en empleos asalariados temporales (4,7% anual), aunque también aumentarán los indefinidos (2,3%); a jornada completa (2,9%), y para trabajadores cualificados (3,1%). «La creación de empleo apunta a un empleo de mayor calidad», ha resumido Oliver.

Preguntado por la situación de los jóvenes, el profesor ha advertido de que el empleo juvenil aportará poco volumen cada año, unos 100.000 puestos, frente a los más de 400.000 de los mayores de 35 años, debido a su escaso peso en la pirámide demográfica.

«El problema del empleo joven no se puede resolver en un año, ni en dos, ni en cinco. (…) La única manera de revertirlo a corto plazo, en menos de 20 años, es a través de la inmigración», ha apuntado.