La EBA dice que la banca debe mejorar la medición de riesgos climáticos y comunicar cómo los abordará

Sede de la EBA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por su siglas en inglés), José Manuel Campa, ha incidido en que las entidades financieras deben mejorar los mecanismos de medición y evaluación de riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), así como proveer información sobre sus objetivos y planes para abordar dichos riesgos de cara a los próximos 10 o 15 años.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en el ’16 Encuentro del Sector Bancario’ organizado por IESE y EY, en el que ha resaltado que el principal reto de la agenda política europea es transformar la capacidad productiva hacia una economía más sostenible.

Campa ha explicado que dicho reto tiene distintas dimensiones. En lo relativo al papel de la banca, puede participar en la canalización de recursos propios (pero no como financiador principal, donde deben actuar los mercados de capitales) y especialmente en la de recursos ajenos, canalizando la deuda hacia los proyectos más sostenibles.

«Ahí soy optimista, la banca está en una situación buena, su ‘expertise’ es precisamente hacer eso y, aunque el reto es grande, no veo ninguna razón principal por la que la banca no estuviese predispuesta a hacer esa financiación», ha señalado Campa.

Eso sí, para ello, el presidente de la EBA ha advertido de que hace falta mejorar en dos aspectos. Por un lado, en los mecanismos de evaluación y medición de riesgos involucrados en el proceso, mejorando las técnicas de modelización de los riesgos, tanto los ESG como los riesgos tecnológicos. «Las instituciones tienen que trabajar mucho en esa dimensión», ha apuntado.

Por otra parte, Campa ha incidido en la transparencia, en la medida en que las entidades deberían proveer de información sobre cómo pretenden abordar dichos riesgos y dónde les gustaría estar en diez o quince años.

NUEVOS COMPETIDORES DIGITALES

El presidente de la EBA también se ha referido durante su intervención a la entrada de nuevos operadores tecnológicos, concretamente las ‘bigtech’.

Según ha afirmado, la introducción de las nuevas tecnologías en el conjunto del sector financiero «requiere una visión de la regulación más integral», pues estas tecnologías no afectan solo al sector bancario, sino también al de seguros o del mercado de valores.

Además, ha apuntado que, según avanza la introducción de las nuevas plataformas en el sector financiero, «habrá que identificar cuáles son los riesgos sistémicos que esas entidades traen y en qué medida se necesita una regulación más de entidad o de actividad».

Por otra parte, Campa ha reconocido que las nuevas tecnologías pueden ayudar a aumentar la competencia en una serie de servicios.

SUPERVISIÓN EUROPEA PARA LOS CRIPTOACTIVOS SISTÉMICOS

Preguntado por las criptomonedas, Campa ha explicado que existen los criptoactivos sistémicos y los que tienen un enfoque más local. En el caso de los primeros, ha señalado que está previsto que haya una supervisión europea de la EBA, sus homólogos en el sector asegurador o de valores o en consorcio de las tres.

«Está previsto que haya una supervisión para los criptoactivos más grandes a nivel europeo y, después, para los más pequeños, una supervisión a nivel nacional», ha señalado.