La Duma allana el camino para declarar el estado de emergencia en Rusia, con más de 2.300 casos

El presidente ruso, Vladimir Putin, junto a un médico con traje de protección
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Cámara Baja del Parlamento ruso ha allanado este martes el camino para que el Gobierno pueda decretar el estado de emergencia en el país en el marco de la lucha contra el coronavirus, que deja ya más de 2.300 casos y 17 fallecidos.

Según el último balance del centro nacional encargado de la lucha contra la pandemia, «en las últimas 24 horas se detectaron 500 nuevos casos de Covid-19» mientras que la cifra de muertos se eleva ya a 17, tras registrarse otros ocho fallecidos. Por otra parte, hay 121 pacientes que han superado la enfermedad, según recoge Sputnik.

Entretanto, la Duma ha aprobado en primera lectura la ley que confiere al Gobierno poderes adicionales, incluido el de declarar el estado de emergencia en todo el país o en algunas regiones, según informa la agencia de noticias Tass. El texto requiere otras dos lecturas más para su entrada en vigor, pero el Gobierno cuenta con amplia mayoría.

Según reza la nota explicatoria de la ley, se propone conferir al Ejecutivo la potestad de «imponer el estado de alerta o declarar el estado de emergencia en toda la Federación Rusa o en algunas partes así como establecer normas obligatorias de conducta durante un estado de alerta o un estado de emergencia. Además, el Gobierno también podrá restringir el comercio de determinados suministros médicos durante 90 días o iniciar procedimientos de bancarrota.

La decisión se produce después de que el lunes el primer ministro ruso, Mijail Mishustin, planteara la ampliación a todo el país de las medidas de confinamiento decretadas por ahora solo en la ciudad de Moscú, epicentro del brote de coronavirus en Rusia.

Por otra parte, la Duma ha aprobado este martes un endurecimiento de las multas para quienes se salten la cuarentena aunque no tengan coronavirus que pueden llegar hasta los 300.000 rublos (cerca de 3.500 euros) en caso de que se ponga en peligro la salud de otras personas o que incluso se provoque la muerte, según Tass.