La deuda mundial crece tres veces más rápido que durante la crisis financiera

Bola del mundo hundiéndose

Crisis económica mundial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La deuda mundial alcanzó un nuevo récord de 281 billones de dólares en 2020, de acuerdo con un informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés) que analiza un total de 61 países. Supone un aumento de nada menos que 24 millones de dólares hasta alcanzar una ratio de un 355% del PIB mundial, también una cifra nunca vista.

“Pocos signos de estabilización, todavía”, avisa el influyente lobby bancario. La ratio deuda PIB  aumentó en 35 puntos porcentuales hasta alcanzar el 355% del PIB al cierre de 2020. “El repunte fue mucho más allá del aumento observado durante la crisis financiera mundial de 2008. En 2008 y 2009, el aumento en el índice de deuda global se limitó a 10 y 15 puntos porcentuales, respectivamente”, apuntan los autores.

“Con la emisión de deuda global aún por encima de los niveles pre-covid (respaldados por tipos aún bajos), se espera que el aumento en los índices de deuda global sea relativamente modesto este año; la recuperación proyectada del PIB ayudará”. Sin embargo, el IIF advierte de que “las trayectorias de la deuda pueden variar significativamente: el ritmo de vacunación difiere considerablemente de un país a otro, y la dificultad en la implementación de la vacuna podría retrasar la recuperación, lo que provocaría una mayor acumulación de deuda”.

“En el caso de los países muy endeudados que se enfrentan a limitaciones fiscales constantes, la dificultad para acceder a las vacunas y distribuirlas podría contribuir a aumentar las tensiones de la deuda, especialmente en los países de bajos ingresos”, advierte.

La deuda pública supera al 100% del PIB mundial

Detrás del incremento de la deuda se encuentran fundamentalmente los gobiernos. La deuda pública superó en 2020 el 105% del PIB, frente al 88% en 2019, y la mitad de ese aumento vino de la mano de los Gobiernos centrales, con un aumento de 12 billones de dólares. “Como era de esperar, los mercados maduros registraron el mayor aumento de la deuda pública (+ 10,7 billones) ya que la respuesta fiscal a la pandemia se vio limitada en la mayoría de los mercados emergentes”, analiza IIF.

El lobby bancario espera  que la deuda de los gobiernos aumente en otros 10 billones este año y supere los 92 billones de dólares para finales de 2021. “Aunque los déficits presupuestarios han sido esenciales para hacer frente a la crisis, encontrar la estrategia de salida adecuada podría ser aún más difícil que después de la crisis financiera de 2008/09”, alerta. “La presión política y social podría limitar los esfuerzos de los gobiernos por reducir el déficit y la deuda, poniendo en peligro su capacidad para hacer frente a crisis futuras”.

La deuda de empresas y familias también aumenta

Mientras, la deuda del sector privado no financiero (hogares y empresas) alcanzó el 165% del PIB en 2020, frente al 124% en 2019. En la parte empresarial se vio impulsada por medidas como los avales públicos y las moratorias, hasta alcanzar el 100% del PIB. “Los datos a nivel empresarial sugieren que muchas empresas grandes, particularmente en EEUU y Japón, han utilizado este endeudamiento adicional para aumentar sus tenencias de efectivo, aunque las empresas pequeñas han tenido más dificultades para crear estos colchones”. La deuda de los hogares aumentó en cuatro puntos hasta el 65% del PIB en 2020.

Por último, las empresas financieras experimentaron el mayor salto anual en los índices de endeudamiento en más de una década: la deuda en el sector financiero aumentó en más de 5 puntos hasta el 86% del PIB en 2020. Fue el mayor aumento desde 2007 y el primer aumento anual desde 2016.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish