La deuda de Telefónica ya duplica su capitalización

Telefonica
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Telefónica ha vivido una nueva jornada negra en la bolsa. Sus acciones se han desplomado otro 14% en el parqué, hasta los 3,80 euros, un precio que no se veía en más de 36 años. En el último mes, la operadora que preside José María Álvarez-Pallete ha perdido el 42% de su valor de mercado. Todo empezó con sus malos resultados pero la situación se agravó exponencialmente con los efectos del coronavirus, una crisis que ha desatado una crisis inédita en los mercados financieros.

Telefónica, que llegó a tener una capitalización de 100.000 millones de euros en 2007 ya ha perdido el umbral de los 20.000 millones (en concreto, 19.730 millones), una cifra que contrasta con su deuda financiera neta a cierre de 2019 (37.744 millones) y que apenas supone el 43% de la misma si se tienen en cuenta los arrendamientos (45.123 millones), tal como marcan las normas contables. Dicho de otro modo, el endeudamiento de la compañía duplica ya su valor de mercado.

Este complicado escenario eleva aún más la presión sobre la dirección de la compañía. Pallete sigue defendiendo su estrategia. La última vez fue hace poco menos de un mes, cuando insistió en que el mercado terminará valorando el plan de transformación de la operadora, al tiempo que indicó que no adoptará medidas excepcionales para contener las caídas bursátiles, como programas más agresivos de recompras de acciones, porque considera que podrían debilitar la empresa. Pero por el momento, la situación no ha hecho más que agravarse.

De momento, las medidas excepcionales parecen descartadas y la compañía sigue con su hoja de ruta y busca inversores para Hispam, la filial que engloba sus activos en Latinoamérica salvo Brasil, y que ha atraído el interés de terceras partes, según reveló la operadora a finales de febrero. Sin embargo, las fuertes caídas en bolsa de las últimas jornadas juegan en contra de esta posible desinversión por la pérdida de valor y por el miedo de potenciales inversores.

Pero Telefónica no está sola en su hundimiento bursátil. El resto del sector en Europa padece un pesar similar. Así, Vodafone se ha dejado un 11,23%, mientras que Deutsche Telekom ha perdido un 10,56% y Orange un 10,35%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA