La cúpula de BME percibió una remuneración de 2,95 millones en 2019, un 9,2% inferior

BME
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejo de administración de Bolsas y Mercados Españoles (BME), constituido por once vocales, percibió 2,95 millones de euros en 2019, un 9,2% menos que en el ejercicio anterior, si bien entonces este órgano contaba con quince miembros, según se desprende del informe sobre remuneraciones remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Entre las condiciones básicas del contrato del consejero delegado de BME se encuentra la cláusula de recuperación o ‘clawback’, que afecta a la liquidación y el abono de cualquier retribución variable anual o a la entrega de las acciones derivadas del plan de retribución a medio y largo plazo en caso de que de su actividad se produzca algún efecto negativo material sobre los balances y las cuentas de la entidad.

Javier Hernani es el único consejero que cuenta con esta cláusula en su contrato, mientras que BME ha subrayado que durante el ejercicio 2019 «no se han producido las circunstancias que pudieran dar lugar a reclamar los componentes variables de su retribución» y cumple con los «valores e intereses a largo plazo» de la sociedad.

De este modo, Hernani acumuló una remuneración total de 993.000 euros en el conjunto del año 2019, de los que 752.000 euros corresponden a su retribución en metálico, 178.000 euros a la entrega de acciones, 53.000 euros que se aportan a su sistema de ahorro y 10.000 euros restantes por ‘otros conceptos’.

Antonio Zoido Martínez, que cedió sus funciones ejecutivas a Hernani el pasado mes de abril, devengó una retribución de 1,19 millones de euros en 2019. De este total, 772.000 euros se corresponden con la retribución en metálico del presidente de BME y los 419.000 euros restantes se le entregarán en acciones.

La comisión de nombramientos y retribuciones, en su reunión del 27 de febrero de 2020, elevó al órgano de administración la propuesta de incrementar la retribución fija anual del consejero delegado a 625.000 euros, en atención al mayor nivel de responsabilidades atribuidas, que hasta hace unos meses desempeñaba el presidente.

A este importe habrá que añadirle la cuantía que, en su caso, se derive de las dietas por su asistencia a las reuniones y la asignación fija establecida para los consejeros en su condición de tales en caso de que asista a ocho reuniones en el ejercicio 2020.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA