La CUP rechaza una investidura “simbólica” de Puigdemont y pide que se decida ya

CUP
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El órdago de la CUP ya está lanzado: si Carles Puigdemont no es el candidato, el acuerdo que tienen con JxCAT y ERC tendría que volver a negociarse. Desde la organización ‘cupaire’ han advertido este lunes de que no darían por buenos lo firmado el pasado 28 de enero si las otras dos formaciones independentistas cambian el plan de investir al presidente cesado.

“No participaremos de un pleno hecho a medida del Tribunal Constitucional. Entendemos que la investidura efectiva del candidato más votado significa un embate democrático real con el Estado”, ha manifestado el partido antisistema en un comunicado. De esta manera, la opción de una investidura simbólica, tal y como se maneja en el entorno de Puigdemont, encontraría la oposición de la CUP. O al menos se tendría que renegociar.

La posición de los ‘cupaires’ llega en el mismo día en el que varios diputados de la organización se han reunido en Bruselas con Puigdemont. No obstante, fuentes de la CUP han asegurado a Europa Press que la advertencia lanzada no tiene nada que ver con la reunión. Así, si el plan de JxCAT y ERC pasa por “una investidura simbólica y otro candidato a la Presidencia”, los dos partidos tendrán que volver a la negociación con ellos para contar con su necesario apoyo.

En este sentido, la CUP ha recordado que el acuerdo que tiene con las otras dos formaciones es a cambio de investir a Puigdemont. Por ello, los ‘cupaires’ han pedido “honestidad, claridad y sinceridad” a ERC y JxCAT para decidir “si su acción política irá encarada a la desobediencia, a impulsar el Proceso Constituyente y avanzar en políticas sociales o si seguirán posponiendo estas cuestiones por una pugna partidista relacionada con nombres y cuotas de partido”.