La crisis del covid-19 amenaza la financiación de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU

Bandera de las Naciones Unidas (ONU)
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis del covid-19 ha ocasionado un déficit de 1,7 billones de dólares en la financiación de los países en vías de desarrollo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) escogidos por la ONU para el 2030, según explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) en su análisis Global Outlook on Financing for Sustainable Development.

Este déficit proyectado para el 2020 se suma a la brecha que ya existía de 2,5 billones de dólares en financiación para que estos territorios alcanzaran los 0DS.

Además, el informe prevé para los países en vías de desarrollo una caída de unos 700 mil millones de dólares en la financiación privada este año. A lo que se suma, un billón de dólares en gasto público superior al que tendrán que hacer las economías avanzadas para hacer frente a la pandemia.

Según explica la OECD, el 80% de los activos financieros se encuentran en las economías avanzada, mientras que los países en vías de desarrollo sólo poseen el 20% restante, siendo los territorios en los que viven más del 80% de las personas del planeta. El informe considera que reasignando el 1,1% de los activos que están en poder de los bancos o de inversores institucionales sería posible llenar el vacío del financiamiento de los ODS.

“La financiación para el desarrollo sostenible corre el riesgo de colapsar cuando más se le necesita”, ha afirmado el Secretario General de la OECD, Ángel Gurría, en la presentación del dossier en la reunión del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE. Gurría ha considerado que el covid-19 ha borrado años de progreso en el desarrollo y provocado graves problemas en todas las fuentes de financiación, lo que cree que ha ocasionado que los países en vías de desarrollo entren en severos problemas estructurales.

“Con el covid-19 frenando los avances en el desarrollo y con muchos desafíos aún por delante, es urgente que rediseñemos las finanzas globales para incentivar la inversión sostenible y que redoblemos nuestros esfuerzos para ayudar a los países en vías de desarrollo a recuperarse de esta crisis”, ha concluido el Secretario General.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish