La Comunidad de Madrid pierde un 20% más que hace un año por no gravar el patrimonio

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ya es el segundo curso fiscal consecutivo en el que el número de grandes fortunas aumenta en un 8%. Los ‘súper millonarios’ se han duplicado desde el inicio de la crisis y en 2015 los dueños de un patrimonio superior a 30 millones de euros ya eran un 23% más que tres años antes, hasta las 549 personas.

En este sentido, y según la estadística del impuesto sobre patrimonio publicada ayer por la Agencia Tributaria, los propietarios empadronados en la Comunidad de Madrid siguen ganando año a año la por la eliminación del impuesto sobre el patrimonio.

En 2015, la región gobernada por Cristina Cifuentes dejó de ingresar más de 796 millones de euros por la bonificación de este tributo a 15.790 propietarios de un patrimonio neto individual no exento de más de 1,5 millones de euros. Es un 20% más que un año antes, cuando se dejaron de ingresar unos 660 millones por este concepto.

En los últimos cinco años, el monto global ‘perdonado’ a las fortunas madrileñas ya alcanza los 5.000 millones de euros, y aumenta anualmente desde hace más de una década.

El número de contribuyentes eximidos de este impuesto, que Esperanza Aguirre eliminó de facto en Madrid desde 2009, también ha ido aumentando año a año en la región. Pero no tanto como para justificar un ahorro proporcional: si en 2011 cada propietario exento se ahorraba de media 36.800 euros al año, en 2015 evitar pagar más de 50.000 euros al año por su patrimonio.

Los más ricos entre los ricos

Ya el año pasado los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calcularon, sin embargo, que el mayor porcentaje de la millonaria bonificación mantenida por el PP en la Comunidad de Madrid beneficiaba a los más ricos dentro de las clases altas: estiman que son los contribuyentes con más de treinta millones de euros los grandes agraciados por la normativa madrileña, ahorrándose de media unos 600.000 euros anuales por los impuestos de su patrimonio, que Madrid les bonifica al 100%.

No en vano más de la mitad de todos los ‘mega ricos’ a nivel nacional residen en la Comunidad de Madrid. El sindicato Gestha viene defendiendo, a tenor de estos datos, dejar de justificar esta medida como beneficio para las clases medias.