La Comisión se compromete a incorporar las ideas de los ciudadanos a partir de septiembre

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hablando por teléfono

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, hablando por teléfono

Cuando en septiembre la presidenta de la Comisión, Urusula von der Leyen, presente en el Parlamento Europeo (PE) sus propuestas para el año, incorporará algunas de las que han surgido de la Conferencia sobre el Futuro de Europa que durante un año ha estado abierta a la participación ciudadana. La Conferencia se cerró el 9 de mayo pasado en Estrasburgo (Francia) con 49 propuestas y 326 recomendaciones a las autoridades comunitarias.

Entre ellas que se escuche más a los ciudadanos, recomendación que “tenemos que valorar para que los ciudadanos no nos vean como unos dirigentes alejados que aplican normativas desde Bruselas” según la vicepresidenta de Democracia y Demografía de la Comisión, Dubravka Suica, que presentó junto a sus colegas comisarios, Maros Sefcovic y Vera Jourova, un primer análisis de esas conclusiones. La semana pasada el pleno del Parlamento Europeo instó a la Comisión y al Consejo a seguir esas propuestas de los ciudadanos.

SALUD, DEMOCRACIA O DEPENDENCIA DE COMBUSTIBLES FÓSILES

Propuestas que van desde la salud (velar por riesgos sanitarios transfronterizos), hasta la democracia (defender los valores y derechos fundamentales), pasando por la reducción de la dependencia de la energía fósil o una economía más competitiva en una Europa que avance de verdad en derechos sociales.

“Nos comprometemos a ser más eficientes, rápidos y transparentes tal como nos exigen los ciudadanos” añadió Suica. Entre las recomendaciones los ciudadanos piden, por ejemplo, que las reuniones del Consejo -del que forman parte los 27 presidentes y primeros ministros y que es el que toma las decisiones últimas- puedan ser públicas como lo son las del Parlamento Europeo, pero sobre esa cuestión los comisarios evitaron cualquier compromiso.

Los comisarios no avanzaron cuáles y cuántas de esas ideas plasmadas en el documento final de la Conferencia serán incorporadas al discurso de Von der Leyen en septiembre, aunque algunas de ellas ya están en marcha o forman parte de los objetivos actuales de las autoridades europeas. Lo que si aseguraron es que se intentará mantener la democracia participativa que aliente a los ciudadanos a mantener un diálogo permanente con las autoridades europeas. Por ejemplo, a través de una ventanilla única digital que esté abierta a todos los ciudadanos en todos los idiomas de los 27 estados miembros según el vicepresidente Sefcovic.

Las propuestas presentadas se dividen en nueve campos: cambio climático y medioambiente; sanidad; economía más fuerte, justicia social y empleo; la UE en el mundo; valores y derechos, Estado de derecho, seguridad; transformación digital; democracia europea; migración; educación, cultura, juventud y deporte.

Los debates se desarrollaron en todos los países y culminaron con varias sesiones presenciales en Estrasburgo, además de por medio de una plataforma digital interactiva multilingüe. Y lo hizo con éxito: en mayo de 2022 la plataforma había recibido cerca de 5 millones de visitantes únicos y más de 50.000 participantes activos habían aportado ideas en 18.000 debates y más de 6.500 eventos registrados.