Bruselas obligará a plataformas como Uber o Deliveroo a regularizar más de 4 millones de empleos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El crecimiento del sector digital, que ocupa a 21 millones de personas en Europa, necesita, según la Comisión Europea, un plan para mejorar las condiciones de trabajo y, sobre todo, para evitar los falsos autónomos. La propuesta podría suponer la regularización de hasta 4,1 millones de falsos autónomos, según los cálculos del Ejecutivo comunitario.

 

 

 

Se trata de uno de los sectores económicos con un crecimiento más rápido. La Comisión cree que en 2025 empleará a 43 millones de personas desde los 28 millones actuales, de los que 5,5 millones de personas están clasificadas incorrectamente como autónomos. Pese a reconocer que es muy pujante y que tiene un gran desarrollo entre los profesionales más jóvenes, Bruselas considera que presenta algunas deficiencias que deben corregirse mediante esta propuesta que lanza ahora.

Lo primero es que existe un alto número de trabajadores autónomos pese a que desarrollan una labor que es identificable como la de un salariado, por lo que, según el vicepresidente Valdis Dombrovkis, “es necesario darles protección social y mejorar la calidad de esos empleos”. “En realidad queremos que se respete el modelo social europeo y que sean trabajos comparables a otros asalariados y no precarios, manteniendo la flexibilidad y garantizando reglas iguales para todo el mundo en Europa” añadió el comisario de Trabajo, Nicolás Schmit.

Las medidas que propone la Comisión prevén también mayor “equidad y transparencia” según Dombrovskis sobre la contratación de los trabajadores de modo que “no sean algoritmos los que decidan y haya un seguimiento humano de los empleados”. Y quiere obligar a las plataformas a que proporcionen información sobre su actividad y empleos en cada país de la UE.

La Comisión también busca con estas normas, que incluyen una Directiva, dejar claro que es aplicable en todos los casos la legislación comunitaria sobre convenios colectivos. Es decir que los trabajadores pasen a tener derecho a un salario mínimo -donde existe-, a la negociación colectiva, a tiempo de trabajo, protección de la salud, derecho a vacaciones pagadas y un mejor acceso a la protección contra los accidentes de trabajo, prestaciones de desempleo y enfermedad, así como acceso a las pensiones contributivas.

“Reconocemos el potencial de este sector, su flexibilidad y si capacidad para crear empleos, pero creemos que hay que realizar un esfuerzo para que cumpla con las normas laborales europeas” insistió el comisario Schmit, que añadió: “Si un trabajador quiere ser autónomo porque prefiere esa relación laboral lo respetamos, pero queremos evitar los abusos de las plataformas digitales”.

El vicepresidente ejecutivo Dombrovskis insistió en que “Las plataformas laborales digitales desempeñan un papel importante en nuestra economía, ya que aportan innovación, proporcionan empleo y ayudan a satisfacer la demanda de los consumidores, pero sus empleados tienen derecho a unas condiciones de trabajo dignas y a protección social”

Los comisarios también presentaron un Plan de Acción de la Economía Social, que consideran un sector que promueve numerosos puestos de trabajo por medio de cooperativas, asociaciones, fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro. Quieren mejorar y dar mayor cobertura a este subsector económico para que mejore y se potencie.

UBER EN CONTRA, JUST EAT A FAVOR

Como era previsible, la propuesta de Bruselas ha sido bien acogida por los sindicatos, pero no por algunas empresas. Uber, por ejemplo, ha advertido mediante un comunicado que, de aprobarse esta medida, los costes se trasladarían a los consumidores y que aproximadamente 250.000 mensajeros y 135.000 conductores en toda Europa perderían trabajo bajo las reglas propuestas.

Por el contrario, Just Eat se ha manifestado a favor. Jitse Groen, director ejecutivo de la empresa, dijo en Twitter que la empresa apoya las “propuestas para mejorar las condiciones de los trabajadores y ayudarles a acceder a las protecciones sociales”.