La Bolsa gana terreno a la deuda en las carteras de los fondos de inversión

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La composición de las carteras de los fondos de inversión se ha venido modificando sustancialmente en los últimos años como consecuencia de la crisis y del inicio de la recuperación, de manera que la renta variable ha ganado terreno poco a poco a la renta fija. A finales de 2007, el mercado de deuda suponía casi el 67% del total de los activos mientras que la bolsa representaba el 11,1%.

Un año después, con el estallido de la crisis, los fondos se refugiaron en la renta fija que aumentó su peso hasta el 80,9% mientras que la renta variable apenas suponía el 5,3%. Casi una década después esta situación es bien distinta como refleja el ‘Informe Anual Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones 2017’ elaborado por Inverco. Los activos en bolsa han ido aumentando poco a poco en la cartera de los fondos hasta el 14,1% mientras que los de renta fija han retrocedido hasta el 51,4%.

No obstante, Inverco recuerda que la exposición total a acciones es muy superior, si incluimos la exposición indirecta a través de las Instituciones de Inversión Colectiva (por ejemplo, una sicav) en cartera. El informe estima que el 40% de las IIC en cartera de los fondos de inversión tienen exposición a renta variable. Ello significaría que en 2017, la cuarta parte de los activos en cartera de los fondos de inversión tienen exposición total a renta variable, tanto de forma directa como indirecta a través de fondos.

En este sentido, el informe también recoge cómo las IIC también han aumentado su representación en las carteras de los fondos, pasando a representar un 26,6% del patrimonio frente al 14% de una década antes.

Dentro de la rúbrica de renta fija se incluyen los depósitos en cartera, que tuvieron su máximo porcentaje en 2013, cuando llegaron a representar el 12% del total de patrimonio. Desde entonces han disminuido notablemente su ponderación, hasta el 3,7% en la actualidad.

Por último, el informe destaca el notable incremento del porcentaje de inversión internacional en los últimos cuatro años. De hecho, en 2017 el porcentaje de activos internacionales en cartera de los fondos ha alcanzado el 60,1%, frente al 26,2% de finales de 2013.

En cuanto a la rentabilidad, Inverco hace notar la positiva evolución de los mercados de renta variable internacionales en 2017 que permitió a los fondos de inversión con mayor exposición a acciones, la obtención de rendimientos muy positivos para sus partícipes, superiores en la mayor parte de los casos al 10%, y alcanzando incluso el 16,7% en el caso de los fondos de renta variable internacional emergentes. Frente a éstos, los fondos de renta fija mantuvieron un comportamiento plano o ligeramente positivo, a pesar del ligero repunte de rentabilidad experimentado por la TIR de las principales referencias de deuda, como es el caso del bono español del Estado a 10 años, que cerró 2017 en el 1,50% frente al 1,35 del año anterior.