La Bolsa de Nueva York vuelve a cambiar de opinión y expulsará el lunes a 3 grandes telecos chinas

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

New York Stock Exchange (NYSE), el gestor de la Bolsa de Nueva York, ha cambiado nuevamente de opinión sobre las tres grandes operadoras chinas de telecomunicaciones cotizadas en Wall Street y, apenas 24 horas después de dar marcha atrás en su decisión de excluirlas de cotización, ha vuelto a anunciar que los valores de estas tres empresas dejarán de cotizar en el mercado, que abandonarán el próximo lunes.

En un comunicado, el gestor de la Bolsa de Nueva York ha confirmado que «seguirá adelante con la exclusión de los emisores citados para cumplir con la legislación de EEUU».

NYSE ha justificado este nuevo giro de 180º en su postura por las directrices específicas recibidas el 5 de enero de 2021 por parte de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro.

De este modo, siguiendo las instrucciones del Tesoro y en cumplimiento de la norma que veta las inversiones estadounidenses en empresas presuntamente vinculadas al Ejército chino serán excluidos de cotización los ADR (certificados que permiten negociar en Estados Unidos valores extranjeros) de China Telecom Corporation Limited, China Mobile Limited y China Unicom Limited.

La Bolsa de Nueva York había anunciado el pasado 31 de diciembre la exclusión de las tres operadoras chinas de telecomunicaciones, pero el pasado martes anunció que daba marcha atrás a la medida tras haber consultado con las autoridades reguladoras.

China Unicom ha advertido de que espera que los múltiples cambios en las decisiones de NYSE pueden tener un impacto en los precios de negociación y el volumen de sus acciones ordinarias, señalando que buscará asesoramiento profesional y que se reserva «todos los derechos para proteger los intereses legales de la compañía».

De su lado, China Mobile ha defendido que desde que comenzó a cotizaren 1997 ha cumplido estrictamente con las leyes y regulaciones del mercado, así como los requisitos regulatorios de sus distintos lugares de cotización, añadiendo que buscará «asesoramiento profesional para proteger los derechos legítimos de la compañía y sus accionistas».