La bolsa castiga a Cellnex tras el revés de Reino Unido a la compra de Hutchison

Cellnex
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cellnex se ha convertido hoy en uno de los valores más penalizados del parqué después del revés que recibió ayer en Reino Unido. La autoridad de competencia y mercados británica (CMA) considera que la operación propuesta por la empresa española para hacerse con las torres de telefonía móvil de Hutchison perjudica al mercado en aquel país y exige medidas para corregir la situación.

En este escenario, las acciones de Cellnex han cerrado con unos descensos del 2,1% en los primeros compases de la negociación, hasta los 53,70 euros, en un Ibex 35 que se ha dejado un 0,42%.

De acuerdo con el regulador británico, la operación supondría aumentar el poder de Cellnex como primer operador del mercado, lo que podría traducirse en menor calidad y mayor aumento de precios en los servicios de la empresa española debido a «la limitada competencia» que la empresa afronta por parte de operadores de redes móviles y proveedores independientes de torres.

En su lugar, la CMA sugiere que Hutchison podría haber vendido las torres a un operador con menor cuota de mercado para «fortalecer la competencia» y conseguir su objetivo de monetizar sus infraestructuras pasivas igualmente.

El regulador ha dado un plazo de cinco días laborales para que Cellnex y Hutchison presenten sus alegaciones o posibles modificaciones en la operación para evitar los problemas de competencia planteados por la autoridad. Posteriormente, la CMA tendrá el mismo plazo para examinarlos y, si sus miembros no se ven satisfechos por los argumentos, comenzará la fase 2 de la investigación para llevar a cabo un análisis más detallado y establecer posibles condiciones para el cierre de la transacción.

LA OPERACIÓN

La operación comprende la compra por parte de Cellnex de 6.000 emplazamientos construidos y 600 por construir de la empresa británica en el país y es parte de una transacción mayor valorada en 10.000 millones de euros, la mayor realizada hasta ahora por la empresa española. El extremo británico es el último que falta por despejar después de que la competencia italiana, también en segunda fase, aprobara hace alrededor de un mes la compra de 9.100 emplazamientos en el país. Previamente también se habían cerrado las transacciones de Austria (4.500 en cartera y 400 por construir), Dinamarca (1.400 instaladas y 500 en proyecto), Irlanda (1.150 y 100 por construir) y Suecia (2.650 operativas y 2.550 proyectadas a futuro). En total, el operador español pactó hacerse con los 24.600 emplazamientos de la empresa asiática en Europa.

Posteriormente, ha cerrado otras operaciones como la adquisición de 1.600 torres de la polaca Polkomtel y una ampliación de capital de 7.000 millones de euros entre cuyos objetivos está conseguir liquidez para seguir adquiriendo compañías en Europa. Cellnex cuenta en total con 128.000 emplazamientos, 71.000 de ellos en cartera y el resto en proyecto hasta 2028.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA