La banca vuelve a apretar las tuercas de las hipotecas antes de la ‘ola’ de morosidad

Banco de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La morosidad de la banca se ha mantenido contenida durante la pandemia gracias a medidas como las moratorias, pero de cara a un futuro próximo los bancos parecen decididos a no correr demasiados riesgos para evitar que la crisis económica se transforme en una crisis financiera. Así parecen al menos indicarlo las últimas cifras del mercado hipotecario que ha publicado el Banco de España, correspondientes a septiembre, que muestran una mayor prudencia de las entidades en los préstamos que conceden.

De acuerdo con los ‘Indicadores del Mercado de la Vivienda’ que publica el Banco de España, al cierre de septiembre los bancos concedían los nuevos préstamos hipotecarios por un 63,6% del valor de tasación, por debajo del 64,2% de junio y del 64,7% de hace justo un año. No obstante, es un porcentaje que puede considerarse todavía elevado.

Para hacerse una idea, en 2007, justo antes de que estallase la burbuja, el máximo que se llegó a alcanzar fue del 63,80% del valor de tasación, si bien en esos momentos los precios de la vivienda registraban una subida meteórica. Eso sí, hace apenas dos años, en diciembre de 2018, el porcentaje era del 66,50% del valor de tasación, muy por encima de los niveles actuales.

Los datos de la institución que dirige Pablo Hernández de Cos muestran también que el porcentaje de préstamos hipotecarios otorgados por un importe superior al 80% del valor de tasación sigue en zona de mínimos históricos, aunque sube ligeramente desde el 8,3% en el segundo trimestre al 9,20% de todo el nuevo crédito hipotecario concedido. En toda la serie histórica, que arranca en 2004, el porcentaje nunca había sido tan bajo como hace tres meses. Hace un año era del 12,8% mientras que en los tiempos de la burbuja inmobiliaria llegó a alcanzar un 18% de todo el crédito nuevo concedido.

Las hipotecas que conceden más de un 80% del valor de tasación están consideradas de alto riesgo –para la banca y para el hipotecado-, ya que a medida que se aproxima el importe del préstamo al 100%, más probable es que un descenso en el precio de la vivienda, como el que ocurrió cuando estalló la burbuja inmobiliaria, tenga consecuencias catastróficas.

El Santander, el banco que más se la juega con el fin de las moratorias

Leer más

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA