La banca multiplica por diez las contrataciones de informáticos

Banca online
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La apuesta del sector financiero por la banca digital va más allá del tradicional ‘mantra’ que los principales directivos de las entidades repiten desde hace unos años. De hecho, y pese al profundo proceso de reestructuración acometido, los bancos europeos han multiplicado por diez el ‘reclutamiento’ de profesionales del sector de las tecnologías de la información.

En concreto, el número de anuncios de empleo para funciones relacionadas con la ingeniería y la tecnología de la información durante el primer trimestre de 2018 fue 11,4 veces mayor que en el mismo período de 2015, se acuerdo con un análisis realizado por la red social profesional LinkedIn para el diario Financial Times.

Los puestos de trabajo relacionados con esta labor representaron un 17% de todas las ofertas de empleo realizadas por la banca en los tres primeros meses del año, frente a apenas un 7% al inicio del período analizado.

Eduardo Roma, socio de la consultora Bain, señala en declaraciones al diario británico que los bancos están cada vez más involucrados en una “guerra por el talento”, ya que se ven obligados a competir con grandes grupos tecnológicos además de con sus rivales tradicionales en la industria de servicios financieros.

Estos datos de la nueva política de contratación de los bancos europeos se conocen al tiempo que un reciente informe que muestra que la respuesta a la digitalización del sector se ha convertido, por primera vez, en una prioridad de los ejecutivos bancarios superior a la amenaza de multas regulatorias.

Una encuesta realizada a 400 ejecutivos bancarios globales, realizada por Economist Intelligence Unit y Temenos y publicada el lunes, arroja que el 48% de los encuestados considera que tecnologías como la inteligencia artificial o el blockchain tendrán un gran impacto en los bancos minoristas en los próximos tres años, en comparación con 43% que menciona la regulación.

El resultado también resalta la creencia entre los principales banqueros de que el sector está cerca de completar su recuperación de la crisis financiera, con empresas capaces de enfocarse en nuevos motores de crecimiento tras una década que se ha centrado en la reestructuración de las entidades y en dejar atrás los problemas heredados.

El informe señala que “la reacción regulatoria a la crisis financiera mundial continuó minando los recursos de planificación estratégica de los bancos hasta el año pasado”. No obstante, aunque “todavía hay problemas regulatorios pendientes, particularmente en torno a la protección del consumidor”, estos “ya no son la prioridad”.