La banca entra en el baile de fusiones tras destruir más de 100.000 empleos desde la anterior crisis

Banco de Espana
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los bancos españoles han reducido sus plantillas desde 2008 en una cifra de entre 103.000 y 94.000 personas, dependiendo de la fuente que se utilice para la medición, según el informe ‘Imprescindibles. En defensa del empleo y la profesionalidad del principal activo del sector financiero español’, elaborado por CCOO. José María Martínez, secretario general de CCOO Servicios, que ha sido el encargado de presentar este documento, ha advertido del riesgo de “oligopolio” y de “exclusión financiera” por el proceso de fusiones puesto en marcha.

De acuerdo con los datos del Banco de España que recoge CCOO en su informe, desde 2009 se han perdido 93.998 puestos de trabajo netos, pero las salidas han superado la cifra de 120.000. La diferencia se explica por la contratación en estos 11 años de 26.000 personas jóvenes, una “tasa de reposición insuficiente”, según ha explicado Martínez. “Hay que recomponer el contrato social”, ha solicitado, para que “la transformación del sector financiero” hacia una mayor digitalización “garantice también la incorporación de personas más jóvenes con nuevos perfiles”.

Además, utilizando como fuente y base los indicadores estructurales del sector financiero de la eurozona, publicados por el BCE (Structural Indicators for the EU Banking Sector), el ajuste de la plantilla sería todavía mayor, ya que la plantilla del sector financiero ha pasado de 276.497 personas en 200 a 173.447 en la actualidad, con una reducción de 103.050 en términos absolutos y de un 37,3% en términos relativos.

Este recorte casi duplica al registrado en el conjunto de la eurozona, que ha sido de un 18,9% con una reducción de 432.546 empleados. Es también superior a los recortes de plantilla registrados en Alemania (-15,6%), Francia (-5,9%), Italia (-17,1%) o Portugal (-18,1%).

Las proyecciones anunciadas de la nueva ola de reestructuración situarían las plantillas del sector en España “por debajo de 150.000 personas”, señala CCOO, “a la cola de la eurozona en nivel de bancarización y con el mayor número de habitantes a atender por cada empleado del sector financiero”.

En concreto, este ajuste ha provocado que la ratio de bancarización –es decir, la plantilla por cada 10.000 habitantes- se situaba en España en 2019 en un valor de 37 frente a los 54,2 de media en la eurozona, considerando además que las proyecciones anunciadas de la nueva ola de reestructuración situarían a España con menos de 35 personas empleadas en el sector por cada 10.000 habitantes, si no hay tasa de reposición.

En este entorno, no solo “el riesgo de exclusión financiera es cierto”, ha apuntado Martínez, sino también el “riesgo de oligopolio” por la concentración del sector financiero. De las 88 entidades que había en 2008 se ha pasado en la actualidad a solo 12, sin contar las pequeñas cajas rurales.

El secretario general de CCOO Servicios ha recordado que “el sector financiero va a ser imprescindible para la recuperación económica”. “Donde haya plantilla conoceremos las circunstancias de los clientes y pelearemos para que sus operaciones salgan adelante”, ha apuntado, “la banca se hace con personas que atienden a personas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish