La ayuda de 430 euros… ¿el último intento del PP por recuperar el voto de los jóvenes?

Adolescentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los datos demoscópicos son concluyentes. El PP, como el PSOE, cimienta su representación parlamentaria en el apoyo otorgado por las personas mayores de 50 años. Entre los más adultos, los populares son una referencia. Sobre todo entre los pensionistas (mayores de 65 años). Sin embargo, entre los jóvenes, el partido del Gobierno no cuenta con mucha ni buena popularidad.

Las medias de diversos estudios sociológicos indican que el Partido Popular obtiene solamente el voto del 10% de los jóvenes (aprox.) que participan en las elecciones. Muy lejos del 22% que consigue Podemos, algo más cerca del 18% de Ciudadanos, y casi a la par del 11% del Partido Socialista.

El Gobierno de Mariano Rajoy, como el partido que lidera, nunca ha mostrado especial preocupación ante estos datos. Teniendo en cuenta la pirámide demográfica invertida que posee España, el voto de una persona mayor equivale a cuatro votos jóvenes, aproximadamente.

Sin embargo, el PP parece estar dispuesto ahora a cambiar su atención sobre los jóvenes, quizá habiendo entendido que el mayor del mañana es el joven del presente. Con ese objetivo al menos podría identificarse la medida estrella que ha presentado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, esta semana.

430 euros mensuales de ayuda directa para aquellos jóvenes inscritos en el Programa de Garantía Juvenil que ni estudian ni trabajan. A día de hoy hay 608.000 jóvenes menores de 30 años inscritos en el sistema de Garantía Juvenil, de los cuales 206.000 están ya trabajando, asegura la ministra.

La ayuda estará vinculada a un contrato de formación y aprendizaje, de manera que puedan compatibilizar el estudio con el trabajo, y tendrá una duración mínima de un año. Para financiar esta iniciativa, la ministra explicó que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 incluyen una partida de 500 millones para poder ponerla en marcha.

Los datos de los jóvenes

La tasa de paro de las personas menores de 30 años es del 34,4% y el salario medio de las que trabajan no llega a los 900 euros; esta situación se agrava para las mujeres, que para el conjunto de edades tendrían que ganar un 30% más para acabar con la llamada “brecha salarial”.

El resultado de esta desatención de un derecho humano básico como es el derecho al trabajo provoca, denuncia el Consejo de la Juventud, que los jóvenes españoles representen el colectivo con mayor riesgo de pobreza y exclusión social, que afecta al 38,2% de la juventud.

A la ‘caza’ en la Universidad

Hace unos meses elboletin.com ya informó de cómo el PP quería ‘conquistar’ a la izquierda las universidades públicas españolas. Nuevas Generaciones planificó crear aparatos en las facultades públicas para dar cobijo a aquellos estudiantes que no se sienten «representados» (por la izquierda) en la actualidad.

Con su acción, los populares pudieron ignorar que es posible que sea el estudiante (y su condición social) quien determina una facultad – en este caso escorada a las ideas de izquierdas – y no al revés. El ejemplo es que el PP no se ha planteado esta estrategia en aquellas universidades privadas donde la procedencia de clase del estudiante condiciona el espacio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA