La Audiencia de Madrid rechaza juzgar a Rato por un “hipotético e indeterminado” delito de falsedad

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, durante la salida a bolsa de la entidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado juzgar al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por un «genérico, hipotético e indeterminado» delito de falsedad, así como ampliar los hechos de investigación a un supuesto delito de insolvencia punible, en el denominado ‘Caso Rato’.

En un auto de 29 de noviembre, recogido por Europa Press, los magistrados han desestimado el recurso formulado por el Ministerio Fiscal contra el auto de apertura de juicio oral de 1 de junio dictado por el magistrado titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid.

La Fiscalía, que pide 70 años de cárcel para Rato, impugnó dicha resolución al denegarse en ella la apertura de juicio oral por los delitos de insolvencia punible y falsedad, que también interesaba en su escrito de acusación.

La Audiencia Provincial de Madrid ha explicado que no procede ampliar la investigación contra Rato e incluir el delito de insolvencia punible, «puesto que los hechos que daban soporte a dicho delito han quedado expresamente expulsados del procedimiento» en un auto en el que se daba respuesta a un recurso anterior.

«En igual sentido debe desestimarse la pretensión de la apertura de juicio oral respecto de un genérico, hipotético e indeterminado delito de falsedad que nunca ha sido objeto específico de imputación», ha añadido.

DELITOS CONTRA HACIENDA, BLANQUEO Y CORRUPCIÓN

Así, los magistrados han confirmado el auto de apertura de juicio oral contra Rato por presuntos delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y corrupción en los negocios.

Según el resultado de la instrucción, el exministro de Economía ha mantenido desde 1999 un patrimonio oculto a la Hacienda Pública a través de diversas sociedades con las que habría realizado continuas actividades de inversión financiera mediante cuentas bancarias en Bahamas, Suiza, Mónaco, Luxemburgo y Reino Unido, entre otros lugares.

A lo largo del procedimiento se han identificado incrementos no justificados en el patrimonio de Rato entre los años 2005 y 2015, además de rendimientos de capital mobiliario en el exterior que tampoco fueron declarados a la Hacienda Pública. Las cuotas defraudadas ascenderían a 8.586.121,67 euros en esos ejercicios fiscales, según el auto del titular del Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid.