La Atención Primaria vuelve a perder tras el acuerdo de Ayuso con las grandes empresas

Centro de Salud Abrantes de Madrid.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha dado un nuevo paso en la campaña de vacunación contra el Covid-19. A la vez que amplía la edad de las personas que pueden pedir cita para ponerse la primera dosis, la Comunidad de Madrid ha cerrado un acuerdo para que tres grandes empresas se sumen desde el miércoles a esta estrategia. Es decir, como si de un hospital o un centro de salud se tratara, las instalaciones de estas compañías administrarán vacunas a todo el que quiera. Otro “menosprecio” para la sanidad pública, critican los sindicatos, que lamentan que se dé la espalda, una vez más, a la Atención Primaria.

Los trabajadores de Acciona pueden ya acercarse a su sede en La Moraleja (Alcobendas) para vacunarse. También, por ejemplo, los del Grupo Santander en su Ciudad Financiera, en Boadilla del Monte. Una alternativa a la que podrá acogerse cualquier persona a partir del miércoles gracias al pacto suscrito la semana pasada con el Ejecutivo regional. Los dispositivos puestos en marcha por tres grandes empresas funcionarán de lunes a viernes, incluso uno de ellos también los sábados y domingos, y se sumarán a los espacios en la red sanitaria pública de la Comunidad ya habilitados para la vacunación.

La decisión tomada por el Gobierno de Ayuso supone un nuevo golpe a la Atención Primaria. Así lo denuncian los sindicatos, que inciden en que en su lugar el ejecutivo debería haber optado por la sanidad pública. Es decir, que los centros de salud asuman mayor protagonismo en esta campaña de vacunación. Eso sí, realizando antes el tan necesario refuerzo, tanto de personal como de recursos económicos, que necesita.

“La Atención Primaria está perfectamente preparada y nuestros profesionales cualificados, lo único que se necesita es reforzar las plantillas”, asegura Ignacio Gómez, portavoz de Sanidad de CCOO Madrid. Algo que vienen reclamando desde hace meses todos los colectivos sanitarios de la región. Tal y como defiende el representante sindical, “desde el pasado mes de octubre hasta enero de este año se han vacunado 1.107.000 personas de la gripe”, por lo que, apunta, los centros de salud podrían asumir la vacunación sin problemas. No habría que recurrir a estos acuerdos.

vacuna, covid y pfizer
Vacuna contra el covid-19.

“Si hubiéramos reforzado la Primaria con profesionales suficientes desde el principio todo este tipo de cosas no hubieran hecho falta”, señala en declaraciones a EL BOLETIN.

Para Ignacio Gómez el mencionado pacto podría tratarse de “un claro ejemplo de desvío de fondos públicos a empresas privadas” y censura que “la Comunidad se ha negado sistemáticamente a pagar doblajes al personal de enfermería a 15 euros/hora y ahora estas compañías están haciendo una selección de personal pagándoles 20 euros /hora”. “Con este dinero se podían reforzar las plantillas de Primaria y Especializada”, sostiene.

El representante de CCOO alude así a la búsqueda de enfermeros y enfermeras para esta vacunación a través de portales de empleo por parte Acciona. El salario (bruto) ofrecido era de 20 euros netos la hora para una jornada laboral de 8 a 14.

Desde el sindicato censuran también la situación de aquellos enfermeras y enfermeros que serán ‘reclutados’ por estas empresas para la campaña de vacunación. Y es que, según afirma Samuel Mosquera, responsable de Sanidad Privada de Comisiones, no serán contratados bajo el paraguas del convenio que les tocaría. “Lo normal, lo que deberían hacer –estas compañías- es contratar al personal bajo el paraguas del convenio de sanidad privada”. La realidad suele ser otra, se acaba aplicando el convenio mayoritario de la empresa, con el consiguiente ahorro de costes, critica. “La jornada no es la misma y la retribución tampoco”, apunta.

Recursos a empresas privadas

Para el Sindicato de Enfermería en Madrid, Satse, es “anacrónico que se nieguen los recursos necesarios para salvar los centros de salud y se los regalen a empresas privadas por algo que puede hacer, y mucho mejor, el Sermas”.

“Llevamos años reclamando un Plan para salvar los centros de salud y la respuesta de la presidenta es un proyecto, a tres años, con 73 millones de euros, claramente insuficiente para solventar los graves problemas que afectan a los centros de salud, especialmente por la falta de enfermeras/os, enfermeras/os especialistas y fisioterapeutas”. Así lo denuncia la organización sindical, que cifra en “al menos” 2.000 enfermeras más las que se requieren para cubrir las necesidades de los centros.

Tal y como insiste, “es una tomadura de pelo y una barbaridad poner los recursos de todos los madrileños en manos de empresas privadas que solo buscan repartir beneficios entre sus accionistas, en vez de emplear el dinero en rescatar un bien público que, además, es la puerta de entrada al sistema sanitario público, la Atención Primaria”.

Para Satse, lo único que se necesita es “invertir en salud y eso es algo que parece que la presidenta –Isabel Díaz Ayuso- no quiere hacer”.

Julio y agosto y sin “contraprestación económica alguna”

El pacto entre grandes empresas y la Comunidad de Madrid contempla, como es el caso del Santander, una duración de dos meses (julio y agosto), en el que el banco pondrá a disposición de las autoridades sanitarias, “y sin recibir contraprestación económica alguna”, sus instalaciones y personal médico cualificado para el proceso de vacunación, tal y como especificó la entidad en una nota al dar a conocer el acuerdo.

Por su parte, el Gobierno autonómico proveerá las vacunas y su transporte hasta las instalaciones de la entidad.