La Asamblea de Madrid convierte a Sánchez Martos en el primer consejero reprobado de la historia

Jesús Sánchez Martos, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Y la reprobación llegó. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, se ha convertido este jueves en el primer consejero de la política autonómica madrileña que ha sido reprobado en la Asamblea de Madrid al unir a toda la oposición. La propuesta presentada por Podemos ha salido adelante con los votos favorables de PSOE y Ciudadanos. No obstante, el popular ya ha manifestado durante las últimas fechas que no dimitirá al contar con el apoyo de Cristina Cifuentes.

“Cifuentes dice que hay una estrategia de acoso y derribo contra su gobierno. No, señora Cifuentes, lo que ha habido es una estrategia de acoso de nuestro sistema sanitario. Podemos no puede seguir permitiéndoselo”, ha reprochado Mónica García, portavoz de Sanidad de la formación morada no puede seguir permitiéndoselo. La diputada del PP Regina Plañiol ha querido responder tachando de “injusta, mezquina, inconsecuente y falaz” la reprobación.

Mientras tanto, el consejero de Sanidad ha sido el gran protagonista de las últimas semanas. A sus polémicas declaraciones recomendando abanicos de papel a los alumnos para combatir el calor se le ha sumado la ruptura de relaciones de los médicos, la aparición de nuevos incidentes (cucarachas, techos rotos e inundaciones) en los hospitales públicos y las peticiones de dimisión de las organizaciones sanitarias por sus incumplimientos con el sector.

De hecho, la diputada de Podemos le ha recordado que “la mala gestión y la falta de control es la antesala de la corrupción y la Consejería de Sanidad es un rosario de ejemplos de mala gestión y de falta de control”. García, en una dura intervención, ha espetado a Sánchez Martos que fue el encargado de heredar una política sanitaria “pensada y planificada para privatizar la sanidad” y que su legislatura “es un caldo de cultivo” para continuar esta tendencia, “tal y como lo ideó Esperanza Aguirre y como lo custodia Cifuentes”.

A pesar de aseverar que la mala gestión es “la antesala de la corrupción”, la parlamentaria de la formación morada ha rechazado creer que Sánchez Martos sea un corrupto, pero sí ha apuntado que “desde que entró por la puerta de la Consejería, las expectativas de mejorar la sanidad saltaron por las ventanas”. “La administración desleal es la prima hermana de la malversación, que es una falta de la oportunidad. Cada euro que invierten en gastos injustificados, contratos dudosos y privatizaciones innecesarias es un euro que han dejado de invertir en la salud de los madrileños”, ha relatado García.

Por su parte, Ciudadanos y PSOE se han unido a las críticas a la deriva sanitaria en la Comunidad de Madrid. Enrique Veloso, portavoz de la formación naranja, y José Manuel Freire, de los socialistas, han coincidido en la falta de rumbo que está llevando Sánchez Martos.

De esta manera, con la oposición en contra, el político se ha convertido en el primer consejero de la Comunidad de Madrid reprobado por la máxima cámara regional después de que a finales de 2014, el consejero de Sanidad por aquel entonces, Javier Fernández-Lasquetty, se salvó de esta iniciativa gracias a la mayoría absoluta del PP. Sin embargo, otros parlamentos, pero municipales como el Pleno de Alcalá ya reprobó a Fernández-Lasquetty en 2013.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA