Tusk seguirá al frente del Consejo Europeo y ratifica el acaparamiento de cargos de los conservadores

Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Donald Tusk consigue el voto de todos los Estados miembros, excepto de Polonia, su país de origen. Los populares dirigirán las tres sillas más importantes de la UE. Donald Tusk seguirá al frente del Consejo Europeo. Todos los Estados miembros, excepto Polonia, su país de origen, han mostrado su apoyo para renovar su mandato hasta noviembre de 2019. De esta manera, el Partido Popular Europeo continuará al frente de las tres sillas más importantes de la Unión Europea: la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo.
 
“Agradecido por la confianza y la valoración positiva del Consejo Europeo. Haré todo lo posible para hacer lo mejor por la Unión Europea”, ha celebrado Tusk a través de las redes sociales, tras conocerse la confirmación de su cargo. Y es que la única oposición que ha encontrado ha sido la de la primera ministra polaca, Beata Szydlo, que ha ratificado su voto en contra como muestra de la pérdida de confianza en el presidente del Consejo, según han informado fuentes europeas a Europa Press.
 
A pesar del apoyo que ha recibido Tusk, el primer ministro de Malta y presidente de turno de la Unión Europea, el socialista Joseph Muscat, ha recordado al dirigente que “antes de que acabe el año” será necesario emprender una reflexión sobre el reparto de los puestos de responsabilidad en las instituciones europeas. De hecho, según ha confirmado el propio presidente del Consejo Europeo, varios líderes ya le habían trasladado su malestar por el acaparamiento de poder que tienen los conservadores.
 
El mandatario maltés ha considerado “insostenible” que las tres instituciones estén presididas por miembros de la misma familia política y ha asegurado que es algo malo para el futuro del proyecto europeo. Aun así, el italiano Antonio Tajani –también del PPE- ha asegurado que no es una cuestión de “pesos y contrapesos”, sino de trabajar coordinados en beneficio de los ciudadanos.