Atentado en una boda en Turquía: al menos 50 muertos y 90 heridos

Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo esta madrugada que los autores son «presuntamente» seguidores de la milicia terrorista Estado Islámico (EI). Se eleva a 50 la cifra de muertos en el atentado perpetrado la noche del sábado durante la celebración de una boda en Gaziantep, en el sur de Turquía, informó hoy CNN Turk, en base al gobernador de la provincia, Ali Yerlikaya.
 
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo esta madrugada que los autores son «presuntamente» seguidores de la milicia terrorista Estado Islámico (EI), según la agencia oficial de noticias turca Anadolu. La fiscalía de Ganziatep señaló que en el lugar del ataque se han localizado restos de un cinturón de explosivos, informó la agencia DHA.
 
La provincia de Gaziantep se encuentra cerca de la frontera con Siria, país inmerso en una guerra civil. El EI controla territorios en la parte siria de la frontera que limita con Turquía.
 
El gobierno turco ya ha responsabilizado en el pasado a la milicia yihadista de numerosos atentados perpetrados en el país, sin embargo el EI no se ha adjudicado de ninguno de los ataques en Turquía que le atribuyen.
 
El viceprimer ministro Mehmet Simsek había condenado previamente el ataque y señaló que podría haber sido perpetrado por un atacante suicida.
 
El artefacto fue activado en medio de la celebración de una boda que se festejaba en plena calle del barrio Beybahce, en la ciudad de Gaziantep. El canal CNN Türk informó de 50 muertos y más de 90 heridos, 17 de ellos graves.
 
Según el partido opositor prokurdo HDP se trataba de una boda kurda y entre las víctimas mortales figuran numerosos niños. Según las estimaciones, en el barrio viven sobre todo kurdos.
 
Poco después del ataque, la autoridad de radiodifusión RTUK, impuso una prohibición para informar sobre el ataque si no se trata de comunicados oficiales.
 
La agencia Anadolu informó de un comunicado emitido por Erdogan en el que condena «el ataque terrorista» y promete esclarecer lo ocurrido. Los autores intentan enfrentar a las personas de un mismo pueblo, empleando para sus propios fines «las susceptibilidades étnicas y religiosas». Así no lograrán, dijo el mandatario, quien quiso trazar una diferencia entre el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), el Movimiento del clérigo islamista Fethullah Gülen y los «presuntos autores» (del atentado) del EI.
 
El Partido Democrático Popular (HDP), la tercera mayor fuerza parlamentaria, condenó el ataque en un comunicado. «Condenamos y maldecimos a quienes lanzaron este ataque y a las fuerzas y la ideología detrás de sus acciones».
 
Tanto el EI como las Unidades de Protección Popular Kurdas (YPG) controlan amplias partes del norte de Siria, en la frontera con Turquía.
 
Las YPG son un socio importante de Occidente en la lucha contra el EI, que las últimas semanas ha ido perdiendo territorio. Los combatientes del EI se han retirado en territorio fronterizo entre Turquía y Siria.
 
Las YPG son la rama siria del PKK, que opera en el sur de Turquía. El gobierno de Ankara considera tanto al PKK como al EI como organizaciones terroristas.
 
Si las YPG se adentraran en Turquía colocaría a Ankara en una posición incómoda, ya que los gobernantes turcos consideran que alentarían las aspiraciones independentistas de los kurdos turcos.
 
El primer ministro turco, Binali Yildirim, anunció el sábado que Turquía tendrá un papel «activo» en Siria. Desaconsejó una división territorial en el país árabe en función de las etnias, y además señaló que hay que hablar con el mandatario Bashar al Assad, porque es uno de los actores del conflicto, aunque descartó una solución de futuro con él al frente del país, así como conversaciones entre Turquía y Al Assad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA