El FMI pide más fusiones en la banca europea para que se recupere el flujo de crédito

Sede del Fondo Monetario Internacional
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El FMI cree que los activos bancarios “no son lo suficientemente fuertes como para ofrecer el crédito necesario para la recuperación”. El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que el 40% de los activos bancarios totales “no son lo suficientemente fuertes como para ofrecer el crédito necesario para la recuperación”, cifra que se eleva al 70% en el caso de las entidades europeas, según el informe semestral GFSR (Global Financial Stability Report ) publicado ayer.

Así, el director del Departamento de Asuntos Monetarios y Mercados de Capital del FMI, José Viñals, señaló en rueda de prensa que “estos bancos tendrán que revisar sus modelos de negocio, revisar los precios de sus líneas de ingreso, relocalizar capital y consolidar sus actividades”.

Entre las medidas de ajuste en el sector bancario, Viñals apuntó la posibilidad de que en ocasiones los bancos deban plantearse fusiones y adquisiciones en partes donde hay un excesivo número de entidades, lo que daría lugar a una industria más eficiente y que esté en mejores condiciones de facilitar crédito. Esto es considerado como fundamental en el caso de España, donde según señala el FMI, la deuda de las familias españolas en relación con el PIB, sigue siendo elevada y la fluidez del crédito es esencial para la recuperación.

Los analistas del mercado señalan que la recuperación del crédito será clave de cara a los fundamentales de 2015 en el sector financiero, máxime en un momento como el actual donde la capacidad de mejora de márgenes vía recorte de costes de financiación (como la vivida a lo largo de los últimos trimestres) es cada vez más escasa.

En el caso de España, los analistas destacan que pese a que seguimos siendo uno de los países de la UE con mayor recorte, la cifra de caída interanual del crédito del mes de junio (-6,3%) contrasta con los mínimos de -13% vistos el pasado ejercicio y supone el cuarto mes consecutivo de recorte en la caída.

Por segmentos, el crédito al consumo y el crédito corporativo y construcción presentan una tendencia positiva de recorte en la caída (incluso entrando levemente en el terreno positivo en el caso del crédito consumo), si bien el segmento hipotecario (el que más pesa en el conjunto del sistema, suponiendo un 42% del total) sigue estancado en una caída en torno al 5% y sector inmobiliario (11% del total) presenta el mayor de los recortes con un 17% de caída.

En la misma línea, los analistas de Bankinter señalan en un informe que las alertas del FMI ponen de manifiesto la dificultad del entorno sectorial con tipos de interés en mínimos históricos, bajos volúmenes de actividad (crédito) y mayores exigencias regulatorias (solvencia y riesgos). En cuanto a la capacidad de las entidades para mejorar sus ratios de solvencia y aumentar el crédito disponible para el sector privado, estos expertos entienden que el “AQR” y las pruebas de esfuerzo realizadas por el BCE (se conocerán el 26/10/2014) serán fundamentales.