Ignacio González creó una trama de subvenciones falsas para pagar deudas electorales del PP

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno con Ignacio Gónzalez, expresidente de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Partido Popular de la Comunidad de Madrid creó una red de subvenciones ‘falsas’ para sufragar los costes y las deudas contraídas durante las campañas electorales de 2007 (autonómicas) y 2008 (generales). Para ello, Ignacio González ideó cursos de formación que nunca se iban a llevar a cabo en las empresas con las que el PP tenía deudas.

En ese sentido, la Comunidad de Madrid otorgaba subvenciones valoradas en 200.620 euros a esas empresas por acoger esos cursos de formación inexistentes. De esta manera, el PP de Madrid pagaba sus deudas electorales con dinero público.

Esa cifra corresponde a la campaña electoral de las elecciones generales de 2008, según recoge un informe de la UCO al que ha tenido acceso la Cadena SER.

El informe concluye que el PP había generado una deuda con sus proveedores por las elecciones generales de 2008, y que entonces la fundación Fundescam, controlada por el PP, “concedió a esas mismas empresas unos cursos de formación para trabajadores”.

En cualquier caso, la Guardia Civil tiene constancia de que la trama de las subvenciones ‘fraudulentas’ también sucedió en la campaña electoral de las elecciones autonómicas de 2007, cuando Esperanza Aguirre obtuvo la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Aquel año, González dirigió la campaña electoral del PP al mismo tiempo que lideraba Fundecam. En ese marco, el hoy preso aprobó dos subvenciones valoradas en un total de 368.000 euros y que finalmente fueron destinadas a gastos de campaña del partido.

Supuestamente tenían el objetivo de difundir el “conocimiento democrático y la realidad política y sociocultural de la Comunidad Autónoma de Madrid, y fomentar la participación ciudadana en actos de naturaleza política y sociocultural”.

Las cifras reflejan cómo en esos dos años, el PP de Madrid acabó empleando más de un millón de euros de subvenciones en su propia campaña electoral. La UCO, a través de la SER, considera que 600.000 euros destinados por la Asamblea de Madrid al grupo parlamentario popular para su funcionamiento interno en 2007 “también se emplearon para abonar de forma ilícita gastos electorales del PP”.