Iglesias admite que una participación baja en la consulta sobre su chalet les obligaría a dimitir

Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, valoró hoy la posible participación en la consulta en la que -hasta el domingo- las bases de Podemos pueden participar para decidir sobre su continuidad como secretario general del partido, y también la de portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero, tras la compra de un chalé de 600.000 euros en Galapagar y reconoció que “una participación baja sería un fracaso y nos obligaría a dimitir, mientras que una participación alta seria éxito tanto si nos obligara a dimitir o no. Precisando que a él le gustaría que hubiese más de 120.000 votos en la consulta (el record que se alcanzó en Vistalegre).

Iglesias justició su consulta ya que “cuando a uno le cuestionan la credibilidad dentro lo ético y serio es preguntar a los inscritos de Podemos” y cuando le preguntan si se arrepiente de su decisión de comprar esta vivienda responde que “han cambiado cosas desde el 2015 hasta ahora. Voy a ser padre y me gustaría que el nivel de exposición de mis hijos sea menor que el que tengo ahora y destaca que“si la decisión de querer que mis hijos puedan crecer un poco más lejos de la exposición pública que tienen sus padres” merece que no sea secretario general dejará de serlo.

Recrimina el líder de Podemos que “se han visto fotografías de dónde van a dormir mis hijos. Eso no se ha hecho jamás en este país”. “Se ha protegido la intimidad de todos los políticos, menos la de dos, se quejó.

“Cada uno puede vivir donde quiera y cada uno debe tomar una decisión si consideran que esta decisión nos inhabilita para dirigir el partido que nos echen”, subraya Pablo Iglesias, que considera que no se han equivocado en su decisión. “Pienso que no nos hemos equivocado pero si quienes nos han elegido lo creen…. Los inscritos tienen que decidir si nuestras decisiones personales nos inhabilitan y tienen la potestad de mandarme a mi casa”, insistió

Sobre su estado de ánimo tras las críticas internas y externas, Pablo Iglesias manifestó tajantemente: “i los inscritos me siguen apoyando, me voy a dejar la piel para ser el próximo presidente del gobierno”. Y añadió que “si el lunes nos siguen pidiendo que sigamos al frente yo me siento más fuerte que nunca para ganar las elecciones” subrayando que no se han planteado “jamás” renunciar a la compra de la vivienda.

También le han preguntado a Iglesias sobre la carta abierta que ha publicado el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, dirigida al cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, en la que le advierte de que la gente “está dispuesta a perdonar” a Podemos “que nos equivoquemos con casi todo” pero “difícilmente nos van a perdonar que nos equivoquemos de bando” porque “hay muchas Españas y nosotros nos debemos a la de la gente humilde”.

Iglesias dice que cuando el alcalde de Cádiz ha sido criticado siempre le ha defendido. “Yo siempre he defendido a Kichi siempre pero aun así él tiene todo el derecho a criticarme y seguirá contando con mi apoyo para ser alcalde de Cádiz. “Si Kichi quiere votar en contra tiene el derecho a hacerlo, yo le seguiré defendiendo como alcalde”.